El duro relato de Pucheta al recordar la despedida de Fabián Rodríguez: “Lo cuento y se me pone la piel de gallina”

El padre de Barbie Vélez contó que su hija recibió el último llamado del empresario.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/10/03/el-duro-relato-de-pucheta-al-recordar-la-despedida-de-fabian-rodriguez-lo-cuento-y-se-me-pone-la-piel-de-gallina/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-03T09:21:05-03:00">octubre 3, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-03T09:21:06-03:00">octubre 3, 2019</time></a>

En los últimos días, la muerte de Fabián Rodríguez comenzó a sonar fuerte y el motivo tiene que ver con la declaración de Nazarena Vélez. Fue la propia mediática la que decidió romper el silencio y hablar de la impactante tragedia que la marcó para siempre. En este caso, la exparticipante del Bailando por un Sueño admitió que al enterarse de la muerte del padre de su hijo menor, Thiago, ella quedó sin un peso.

A 5 años de a muerte de Fabián, Naza contó uno de sus secretos más ocultos. Vale recordar que El Intransigente publicó con anterioridad que  contó detalles inesperados de la etapa que le tocó vivir. Recordemos que al quedar viuda, Vélez quedó prácticamente sin un peso y tuvo que sobrevivir con su capacidad luchadora e innovar con propuestas en el medio que la vio nacer. Sin embargo, en diálogo con Pamela David en su ciclo en América Tv, la invitada soltó impactantes frases y relató que Mirtha Legrand fue una de las figuras que la ayudó a salir adelante.

Ante la atenta mirada de la conductora de “Pamela a la Tarde”, la novia de Santiago Caamaño se sinceró: “Fui al programa porque me ofrecieron dinero a cambio. Yo me quedé literalmente en la calle. Yo cobré para ir. No quería dar notas. No estaba para eso, pero lo hice porque necesitaba la plata. No tenía un centavo partido por la mitad y a mí la producción me pagó para ir”, inició su descargo frente a las cámaras.

Luego, fue por más y citó la frase que utilizó la diva de los almuerzos. “A ninguno de mis nietos ni a sus hijos les va a faltar nada. Te quiero prestar plata”, dijo Naza, en referencia al gesto de la Chiqui. Impactada por la situación, Pamela quiso saber más. “Me dijo no se va a enterar nadie, me lo devolvés cuando podés. ‘Yo sé que la estás pasando mal, y de verdad a mi familia no le va a faltar nada’”, agregó.

Sobre el final, la artista reflexionó: “Me dio a entender que no me sintiera culpable, que no le estaba sacando a alguien para darme a mí”, concluyó. Por supuesto, sus palabras provocaron gran revuelo en el ciclo y los panelistas comenzaron la ronda de cuestionarios al querer saber qué hizo la mediática. Sin pelos en la lengua, la mujer de Caamaño agradeció el gesto de Legrand y admitió que la acción de la estrella del Trece fue por iniciativa propia, ya que no tenían ningún vinculo.

Tras la viralización del tema, el padre de Barbie también se sumó y dio su versión escalofriante. ¿Qué dijo? Alejandro Pucheta recordó que su propia hija fue la última que escuchó la voz de Rodríguez. “Fue muy loco lo que pasó ese día. Todos los domingos Barbie viene a comer a casa, ese día justo la tenía que llevar a San Isidro. Íbamos en el auto desde Quilmes y a la altura del Obelisco le sonó el celular”, le dijo a la revista Pronto.

“Era Fabián, que le decía ‘Hola Barbarita, te llamo para despedirme’. Ella le contestó ‘Bancame que me está llevando mi papá en auto, en 20 minutos llego y nos vemos’. Se ve que ya había tomado la decisión, lo cuento y se me pone la piel de gallina”, sostuvo, algo conmovido por el hecho y agregó: “Nosotros lo tomamos como que se despedía porque se iba a otro lado. Le dijo que dejaba a Thiago con la niñera. En ese momento Nazarena estaba en Miami, él había pasado todo el día con el nene en la casa y a la noche se iba. Yo la dejé a Barbie en su casa, me fui a lo de mi novia y me acosté a dormir. A la madrugada empecé a recibir los mensajes de mi hija contándome lo que había pasado”.

“Llamé a mis viejos y nos fuimos todos a la casa de Barbie. Le hicimos el aguante a Thiago para que su cabeza estuviera en otra cosa. Nadie entendía nada. Al día de hoy sigo sin entenderlo (…) Antes de hacer lo que hizo él había estado hablando con Titi e incluso se tomaron una selfie”, sentenció Alejandro y concluyó: “Así tuviera mil millones de problemas, ¿cómo mirando a ese nene no tomó fuerza de donde sea para decir “me quedo por vos”? La respuesta se la llevó él (…) Hizo por mi hija cosas que tal vez yo no pude, como llevarla o irla a buscar a un boliche, y se ocupó mucho de todos”.