“Soy un tipo que no molesto a nadie ni soy pesado…” ¿Marcelo Tinelli tiene un nuevo enemigo?

Una figura del medio se enfrenta al conductor.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/10/07/soy-un-tipo-que-no-molesto-a-nadie-ni-soy-pesado-marcelo-tinelli-tiene-un-nuevo-enemigo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-07T20:27:03-03:00">octubre 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-07T20:27:49-03:00">octubre 7, 2019</time></a>

Es sabido que Marcelo Tinelli no solo lleva adelante uno de los programas más exitosos de la televisión argentina sino también es el vicepresidente de San Lorenzo. Hincha fanático del club de primera división forjó en paralelo las dos actividades y lo hizo con un desempeño aceptable aunque ahora apareció un enemigo impensado. Beto César se postula como la nueva cara del club y está dispuesto a todo por arrebatarle el puesto al conductor y a Matías Lammens.

“Yo no tengo ningún problema con Marcelo. Lo voté dos veces, he trabajado en el Bailando y casi siempre nos saludamos para los cumpleaños. Soy un tipo que no molesto a nadie ni soy pesado. Tengo una buena relación con él. No me dijo nada sobre mi candidatura pero supongo que ya lo sabe y seguramente le parece bien que haya tomado esta decisión. En eso él es amplio y me parece que ese es el juego de la democracia”, asegura el actor, que formó parte del recordado Show del Chiste de VideoMatch y del Bailando 2012.

Tengo un concepto que me parece que también habría que aplicar en la política a nivel nacional: sacaría la reelección. La historia marca que las segundas presidencias han sido fracasos. En la primera gestión ellos organizaron el club, pero ahora no sabemos ni de cuánto es la deuda que hay. Se supone que asciende a más de dos mil millones de pesos”, sostuvo el comediante como fuerte crítica a la segunda gestión de Lammens-Tinelli.

“Ahora saltó una historia que dice que hay un montón de cheques rechazados por un valor total de más de 130 millones de pesos. Todo el mundo decía que la candidatura de Lammens a la Ciudad no iba a perjudicar a San Lorenzo, pero desde que empezó la campaña para las PASO no sabemos nada de él. La verdad que le hizo mucho daño al club. Nunca dio un paso al costado, al contrario, dijo ‘no me lo pidieron’. Nos perjudicó y, si bien han realizado cosas importantes en los deportes, San Lorenzo es principalmente un club de fútbol”, afirmó el ex de Carmen Barbieri.

“Quiero saber si algún socio de San Lorenzo sabe algo sobre esta gestión. No te enterás de nada. El próximo que venga tiene que lograr transparencia y comunicación con los socios. Es cierto que los argentinos somos todos directores técnicos y queremos logros, pero para eso tenemos que estar fuertes económicamente. Hay ejemplos de clubes argentinos donde ves que están bien parados económicamente, como hicieron en San Lorenzo en su primer gestión”, explicó muy firme sobre su decisión de dar pelea para lograr el mando del club.