“Estoy enamorada, me lo permito y…” ¡Flor Vigna a corazón abierto!

La bailarina fue muy sincera.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/10/08/estoy-enamorada-me-lo-permito-y-flor-vigna-a-corazon-abierto/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-08T10:07:23-03:00">octubre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-08T10:07:24-03:00">octubre 8, 2019</time></a>

Flor Vigna es una de las mujeres que logró cautivar a todos con su especial carisma y su sonrisa de oreja a oreja. Sin dudas, su carrera creció a pasos agigantados y se convirtió en una de las más mimadas por el público. Actualmente atraviesa su mejor momento laboral y personal. Es una de las candidatas para ganar el “Súper Bailando 2019” y fue precisamente en el pista del Trece el lugar en el que encontró el amor.

En los pasillos de La Corte, ella dejó en el olvido su antiguo romance con Nico Occhiato y se dio una oportunidad con nada más y nada menos que Mati Nap, su coach. Tras varios idas y vueltas y la negación del affaire, ellos mantuvieron en secreto el romance hasta que tomaron la decisión de gritarlo a los cuatro vientos. Con la mirada sobre ellos, anoche se presentaron en el Bailando para defender los colores del sueño que defienden.

En el escenario, Marcelo Tinelli y Ángel de Brito no dejaron pasar la oportunidad y fueron realmente directos con la pareja. “Me contaron por los pasillos que ya existieron las primeras escenas de celos de tu novio, Mati Napp, hacia vos”, soltó son filtros el jurado del certamen más visto del prime time. La respuesta no tardó en llegar: “No somos novios”, sostuvo Flor y siguió: “Por suerte, no es así. Estamos re bien”.

“¿Mati es celoso?”, insistió De Brito y la protagonista de “Una semana nada más” manifestó: “No. Tenemos trabajos diferentes y existen diferencias que tienen que ver con otras cosas, pero no llegan a pelea”. “Yo no dije peleas, escenitas de celos”, retrucó el juez. “Es un hombre que siempre me dice qué estoy linda y como que exacerba ese lado mío”, lanzó la blonda.

Enojado, el periodista de LAM exclamó: “Me estás contestando otra cosa, no lo que te estoy preguntando”. Ni lerdo no perezoso, el esposo de Guillermina Valdes se refirió a Napp: “¿Usted es celoso?”, le dijo al coreógrafo. “Más o menos. Con ella, todavía no. En una época fui celoso y después fui mejorando”, se defendió Mati. “No digo celos enfermizos, digo algún planteito”, continuó el angelito. “Cero, al contrario”, cerró el novio de Florencia.

Para cerrar, la rubia quiso poner paños fríos y se sinceró frente a las cámaras sorprendiendo a todos. “Estoy enamorada, me lo permito y me lo merezco”, reflexionó la bicampeona del Bailando al confirmar con lágrimas en los ojos y un total brillo que la vida le dio una segunda oportunidad en el amor. ¡Qué viva el noviazgo!