“Ella fue fracturada, pero a Moria le importaba…” ¡Ángel de Brito bancó a Silvina Luna!

El periodista contó qué pasó realmente antes del cruce en vivo.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/10/09/ella-fue-fracturada-pero-a-moria-le-importaba-angel-de-brito-banco-a-silvina-luna/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-09T02:56:30-03:00">octubre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-09T02:56:31-03:00">octubre 9, 2019</time></a>

El viernes pasado se vivió un gran escándalo en el piso de Incorrectas: Moria Casán retó a Silvina Luna por interrumpirla en varias ocasiones y la acusó de querer robarle protagonismo. Tras numerosos palitos, la joven panelista se levantó de su silla y salió de escena llorando. Ese mismo día habló con la producción del programa y acordaron su abrupta renuncia.

En ese contexto, Silvina aseguró que no se fue por aquel episodio. “La realidad es que no tengo mucho para decir. Simplemente siento que cumplí un ciclo en Incorrectas. Fue un año y medio muy bueno. De mucho aprendizaje. Agradecida con todos. Pero como decía, cumplí un ciclo y estoy con ganas de nuevos desafíos”, aseguró a CiudadMagazine. Sin embargo, según Ángel de Brito ese no es el verdadero motivo de su salida.

En el ciclo radial que conduce por CNN, El Espectador, Ángel contó: “Dice que Sofía Zámolo está acomodada y tiene privilegios, que Celina Rucci es amiga de Pamela David y que Nora Cárpena es amiga de Moria Casán como Stefy Xipolitakis. Entonces ella era la que se ligaba todos los sopapos”. Además, el periodista reveló que una semana antes del conflicto entre ellas ya habían tenido una discusión.

“Moria le había dicho al aire que la veía desganada, sin ganas de trabajar, que no se había maquillado para salir al aire y estaba más o menos”, relató. “Silvina le dijo que tenía una costilla fracturada, le dolía todo. Ella fue fracturada, pero a Moria le importaba el maquillaje nada más. Por lo cual, Silvina está revoleando el certificado médico de la fractura”, continuó el conductor de Los Ángeles de la Mañana.

“Dice: ‘son de lo peor, no me perdonan una y Zámolo se fue un mes de vacaciones, nadie le dijo nada, volvió y la pusieron a conducir'”, agregó. “Lo que Silvina dice es que todas trabajaban tres veces por semana y se iban cubriendo los días de vacaciones y lo que más le joroba es que son todas unas obsecuentes: ‘Las vayainas son todas unas obsecuentes y yo no. A mí me chupa un…  lo que diga Moria o lo que haga, yo digo lo que pienso'”, concluyó De Brito.