¡Impensado! ¿Moria Casán se reconcilió con Silvina Luna gracias a Sofía Gala?

La conductora de Incorrectas se comunicó con su expanelista.

“Incorrectas” era un programa que hasta la semana pasada se ocupa de hablar sobre la vida privada de los famosos y debatir sobre las polémicas de la semana. Sin embargo, desde la semana, acapararon el centro de atención y no se habla de otra cosa. Esto se debe a que luego del enfrentamiento entre Moría Casán y Silvina Luna, que terminó con la renuncia de esta última. Pero la exvedette se comunicó con la diva y pudieron aclarar los tantos al aire.

Fue así como la morocha se comunicó con la One para decirle que había soñado con ella y de paso se disculpó por el mal momento. “Me dijo que se sentía mal porque tuvo vergüenza”, aseguró Moria. “Está en un momento muy vulnerable y si así es, lastiman cosas aunque no sean para lastimarla. Le dije: Luna, te entiendo y te doy la derecha porque a mi hija Sofía Gala le caés bien y eso es raro. Debés tener algo porque concuerdan. Sos encantadora”.

Peor luego la producción se comunicó con la expanelista y ella salió a decir: “Me llamaron de muchos medios y programas pero no hablé con nadie ni lo voy a hacer. Solo tengo que agradecer. Me divertí mucho en Incorrectas, aprendí un montón en ese año y medio y me quedo con el mejor recuerdo. No soy una persona que critico, prefiero halagar. Y me voy del programa agradecida, te respeto Moria. El viernes me sentí incómoda y me levanté y me fui y no fue de mal educada sino que me sentí mal y se me caían las lagrimas”, remarcó.

“Fue el puntapié de algo que venía procesando. Cumplí un ciclo hermoso y hoy tengo energías que apuntan a otro lado. Tiene que ver con momentos de cambios y está bueno buscar otras experiencias. Creo que ya di lo que tenía que dar y quiero probar otras cosas. Quiero irme bien de Incorrectas porque fue hermoso y de mucho aprendizaje. Había cortocircuitos que fui sintiendo”, explicó Luna dejando en claro los temas.

La última palabra la tuvo Moria que le dijo: “No era así pero te agradezco que hayas dado la cara. Los programas tienen que servir para hacerte bien. Te doy una sugerencia: tratá de que la catarsis sea balsámica para vos. El lugar de trabajo tiene que ser para relajar. Sé que estás en un momento de introspección y te entiendo”. El tema quedó aclarado y las dos terminaron bien su relación.

Compartir en: