“A los siete años conocí…” ¡Desgarrador relato de Lizy Tagliani!

La conductora relató uno de los momentos más duros de su vida.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/10/11/a-los-siete-anos-conoci-desgarrador-relato-de-lizy-tagliani/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T21:55:46-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T21:55:55-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

Lizy es reconocida por su talento pero también por ese carisma que la lleva a hacer de las cosas más dramáticas, un bello relato. Así fue como esta semana visitó el programa de Moria Casán y allí dio detalles de su dura vida y cómo fue que su madre hizo lo posible para que lo viva lo menos dolorosamente posible. Fue en ese contexto que comentó lo llamativo que fue para ella descubrir lo que era una ducha y sentir el placer del agua caliente.  

“Mi mamá era mucama y yo la acompañaba a los siete años a la casa de doña Polo. Ahí conocí la ducha por primera vez. Sino en casa, mi vieja calentaba agua en unos tachos metálicos de aceite y con eso me bañaba”, relató dejando en claro que para una familia humilde contar con una ducha era todo un privilegio. Por ese motivo, quedó shockeada cuando descubrió lo que era un buen baño.

“Me acuerdo que el baño tenía una ventanas con vidrios repartidos con cortinitas en cada cuadrado de la puerta, piso de madera… ¡Para mí era un palacio!”, resaltó y agregó que la empleadora de su madre era muy amable con toda la familia. “Doña Polo me decía que me quede, pero yo no quería. Yo me quería ir siempre con mi mamá a mi casa, que no teníamos nada. Teníamos que caminar seis cuadras de barro, con mis perros el Terry y la Piba y ahí jugábamos”, continuó la conductora.

Más allá de las carencias y las malas situaciones que le tocó afrontar, la conductora del Precio Justo resaltó que siempre estuvo rodeada de mucho amor por parte de sus padres y eso fue lo que la sacó adelante en sus peores momentos. “Tenía un mundo sola y nunca lo sufrí. Me lo armé”, concluyó Lizy Tagliani que siempre tuvo el anhelo de que sus padres la vieran triunfar.

Por otro lado, como último detalle sostuvo que siempre tuvo una pasión por los autos y coleccionarlos. “Tengo más de 400 en mi casa, me encantan, por eso los guardo”, remarcó la comediante. Sin embargo, su pasión no nació de la nada ya que en uno de los trayectos que recorrió con su madre encontró tirada la luz de un auto y la usó para armar su propio vehículo de juguete.