“Axel Kicillof fue pátetico, demagógico, absolutamente falso y estigmatizante. Y Cristina…”

Alfredo Leuco, Kicillof y Cristina Kirchner

¡Alfredo Leuco fue muy duro con los referentes del kirchnerismo!
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/10/11/axel-kicillof-fue-patetico-demagogico-absolutamente-falso-y-estigmatizante/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T15:59:57-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T16:14:59-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

Alfredo Leuco no tiene inconvenientes en dar su opinión y, a medida que se acercan las elecciones, sus monólogos son cada vez más fuertes; esta vez, el conductor estrella de TN no se guardó nada: “Progresismo berreta. Así tituló el colega Ricardo Roa su gran columna editorial. El texto tiene varios méritos, pero el principal es que provoca intelectualmente la reflexión sobre algunos sucesos que demuestran la pérdida de rumbo y valores de aquellos que dicen defender al pueblo y lo terminan perjudicando”.

“Más que progresismo, parecen actitudes reaccionarias y jurásicas. Son conceptos dogmáticos anquilosados que merecen ser revisados y puestos en cuestión. Sobre todo el prejuicio con el que Axel Kicillof se refirió a los pobres, a la confusión respecto del lugar de la víctima y el victimario en la defensa de un delincuente que hizo Victoria Donda y en el autoritarismo patotero de un encargado de un bar que quiso hacerse el progresista expulsando a Alfredo Casero por ser macrista”, aseguró el conductor.

“Estos no son los únicos hechos que demuestran la decadencia y falta de autocrítica de algunos actores de la izquierda en general y del ala izquierda del cristinismo en particular. El hecho más grave de todo es el apoyo en silencio cómplice al ladri progresismo feudal. Es natural y democrático que existan fuerzas y dirigentes que expresen o defiendan los postulados de la izquierda en sus diversas vertientes. Pero lo que es insostenible es que esa tarea los obligue a ser cómplices de una asociación ilícita que se enriqueció colosalmente saqueando al estado, es decir a todos los argentinos. Que defiendan los derechos de los trabajadores y de los sectores más necesitados es algo muy valioso”, afirmó el conductor.

Pero no se quedó ahí: “Se trata de los equilibrios de una sociedad que quiere avanzar con igualdad de oportunidades. Otro día discutimos los fundamentos ideológicos y la metodología. Pero no hay nada que justifique que en ese camino tengan que ocultar los delitos del grupo político que más delitos cometió en democracia. Pero además de este pecado original, todavía existen pensamientos que se toman como verdad revelada y que a la hora de cotejarlo con la realidad se revelan como profundamente equivocados”.

Ver esta publicación en Instagram

Todo preparado! 📚🎙📻 Hay equipo! 👊🏼

Una publicación compartida por Alfredo Leuco (@alfleuco) el

“Lo de Axel Kicillof fue patético. Dijo que muchos pobres que se quedaron sin trabajo, se dedican a la venta de drogas porque es la manera de llevar comida para sus hijos. No solo es demagógico. Es absolutamente falso y estigmatizante. La línea divisoria de ese debate pasa por la gente honesta de las villas que es la inmensa mayoría y los delincuentes que lo primero que hacen es robar en el barrio y luego quemarles la cabeza a los chicos del vecindario con el Paco y otros venenos”, afirmó Leuco.

Ver esta publicación en Instagram

¡Gracias! ❤️ #Mercedes #Lujan #RecorriendoBuenosAires #AxelGobernador

Una publicación compartida por Axel Kicillof (@kicillofok) el

“La inmensa mayoría de los pobres es absolutamente honrada y odia a los que les roban sus zapatillas, sus mochilas o celulares para comprar o comerciar droga. Kicillof debería defender a los honrados y ayudarlos a combatir a los delincuentes que cruzaron la línea y se transformaron en ‘lumpenes’, que dicho sea de paso, en el lenguaje de ellos, se transforman tarde o temprano en contra revolucionarios. Jamás se puede justificar a los delincuentes. Kicillof se tiró un par de tiros en sus pies porque además, esos pobres, no aparecieron ahora. Habrá más cantidad, pero ya estaban en su gobierno y Axel se negaba en dar a conocer las cifras con la excusa de no estigmatizarlos y Cristina y Aníbal mentían descaradamente diciendo que en Argentina había menos pobres que en Alemania. Suena increíble”, finalizó su monólogo Alfredo.