¿En la quiebra? ¡Tremendo relato de Hugo Arana! “Vivo el día a día. Tuve que vender el auto y saqué…”

El actor habló de su complicado momento.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/10/11/en-la-quiebra-tremendo-relato-de-hugo-arana-vivo-el-dia-a-dia-tuve-que-vender-el-auto-y-saque/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T11:10:05-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T11:10:06-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

El mundo del espectáculo no es color de rosas. Actualmente ni la farándula se salvó de la actual crisis económica y padecieron las consecuencias de la fuerte crisis económica y de la inestabilidad laboral que padece el país. En este caso, uno de los que rompió el silencio y se sinceró al hablar del complicado presente que atraviesa es nada más y nada menos que Hugo Arana.

En una charla con la prensa, el artista admitió que no tiene mucha participación en los escenarios. “Estoy jubilado, cobro once mil y pico de pesos”, inició su descargo el protagonista en el ciclo radial “De caño vale doble”. “Vivo el día a día. Tuve casi diez años muy complicados con operaciones. Es muy difícil. Terminé hace tres semanas la obra Rotos de amor, con la que hicimos una gira”.

“Íbamos a las provincias y era saltar de 300 entradas a 68. No me estoy quejando, realizo la tarea que amo. Se que no es sencillo, no es para todo el mundo. La vocación es singular, amo mi profesión y desde ese lugar me siento rico”, declaró y fue contundente al contar su presente: “Tengo dificultades. Estoy jubilado y tengo la obra social de actores. Me operaron del corazón y tomo siete medicamentos por día”.

Además, continuó Arana: “Tengo un gasto en remedios de siete mil pesos mensuales con descuentos y otro tanto en ABL. Me imagino un jubilado que no tiene trabajo, ¿Cómo hace? Se le va la jubilación en medicamentos. He ido cuidando el dinero pero hace 3 años tuve que vender el auto y saqué la SUBE”., admitió. “Creo que sacando la época militar, estamos viviendo una de las peores épocas”.

“El año pasado, haciendo teatro en la avenida Corrientes y saliendo a la medianoche, nunca vi tanta gente durmiendo en la calle. En la estación Once, debajo de los refugios de los colectivos familias con bebés, nunca vi eso. Tanta gente. Y uno se va enterando, la cantidad de comedores donde la gente come arroz y fideos”, concluyó el mediático, muy preocupado por el panorama de Argentina.