“Estaba desesperada”. ¡Marta González habló de la muerte de su hijo y de sus problemas de salud!

Luego de perder a Leandro, la actriz tuvo un ACV y cáncer!
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/10/11/estaba-desesperada-marta-gonzalez-hablo-de-la-muerte-de-su-hijo-y-de-sus-problemas-de-salud/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T18:50:36-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T18:50:41-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

Dicen que no hay peor golpe, para un padre, que perder a su hijo, y quien mejor lo sabe es Pampita que debió afrontar la muerte de Blanquita, su primogénita, un tema del que, todavía hoy, se niega a hablar en público y, solo al mencionar el tema, suele quebrarse y llorar de manera desconsolada, demostrando que es una herida que sigue abierta en su corazón y de la que, por supuesto, tardara toda una vida en recuperarse.

Algo similar le sucede a una de las grandes referentes del mundo del espectáculo, estamos hablando de Marta González, la icónica actriz que brilló en cine, teatro y televisión. La artista además padeció tres veces cáncer y, semanas atrás, mientras se preparaba para realizar una función de teatro debió afrontar un ACV (accidente cerebrovascular) que la obligó a someterse a una operación de urgencia.

Invitada al programa de Pamela David, la intérprete fue muy sincera: “Me estoy recuperando, a Dios gracias. En un momento no por la quimio sino por el stress se me empezó a caer el pelo, estaba desesperada. Terminé con la sesión de quimio, por eso me asusté tanto, entonces bueno, ya empecé el teatro y estoy fascinada con ello. Tuve la suerte de encontrar el mejor intervencionista neurocirujano”, comenzó diciendo la mujer.

“No crean que siempre estoy bien, a veces tengo unos bajones muy grandes. Yo tengo a mi hija, a mis nietos, a mi yerno, a mis hermanos, a mis amigos, tengo una contención muy grande de todos, y eso es insuperable. Y cada vez que me quiero morir, porque muchas veces me quiero morir, hay muchas veces que bajo los brazos, tengo el abrazo de mi hija”, remarcó Marta, sin poder ocultar su dolor por todo lo vivido, especialmente el fallecimiento de su hijo.

“Mi hija que me dice ‘mamá yo te entiendo, pero yo te necesito’. Y yo creo que cuando uno habla de los ministros, creo que los ministros son los servidores, yo el mayor anhelo que tengo es servir a la gente, y yo sé que con mi vida de alguna manera estoy sirviendo a mi hija, a mis nietos y a la gente que me quiere. Soy muy devota de la Virgen, Dios me ayudó muchísimo, cada noche cuando me acuesto digo gracias Señor, porque pasé este día”, resaltó Marta, para luego reconocer la importancia de la la presencia de su hijo en su espíritu.

“Leandro me da mucha fuerza, y le hablo, y lo tengo en el portaretrato, y lo llevo a todos lados, en mi camarín, en el hotel, siempre está conmigo. A mí me pasaron cosas muy feas, pero también muy lindas, y estar trabajando desde los 3 años y estar cumpliendo el mes que viene si Dios quiere 75 años hay que estar agradecida al Cielo. Mi terapeuta me decía terminala, porque estás dando cachos de tu cuerpo todo el tiempo. Tuve tres cánceres, y uno dice que el derecho le corresponde al hijo. Tiene que ver con la maternidad, con el dar la teta, espero que esto me vaya sirviendo a mí y a la gente que quiero”, concluyó la entrevista la mujer, emocionando a todos.