mirtha legrand

¡Mirtha Legrand tuvo una insólita e inesperada sorpresa en su última mesaza!

La diva de los almuerzos jamás había vivido tal situación así.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/10/21/mirtha-legrand-tuvo-una-insolita-e-inesperada-sorpresa-en-su-ultima-mesaza/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-21T02:25:45-03:00">octubre 21, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-21T02:25:46-03:00">octubre 21, 2019</time></a>

Mirtha Legrand es, sin dudas, la figura más respetada de la pantalla. Su larga trayectoria como actriz, más sus años conduciendo su programa de los almuerzos dominicales (desde hace más de cincuenta años) la convirtieron en una de las mujeres más notables del país. Es por tal motivo que quienes son invitados a sus mesazas hablan con cautela de ciertas temas y no confrontan con la diva.

Por lo general, en cada uno de sus ciclos reina la calma y la sutileza. Excepto por este domingo. En su última emisión contó con la presencia de Alejandra Maglietti, Roberto Moldavsky, Malena Guinzburg, Osvaldo Bazán y Paola Stello, mamá de Justina Lo Cane (mamá de la pequeña que falleció en el año 2017 debido a la falta de un trasplante de corazón, por lo que impulsó la “Ley Justina”).

Desde hace poco tiempo, la producción de Mirtha aceptó agregar un segmento musical para darle mientras un descanso a la conductora. Este fin de semana estuvo presente Donald para interpretar sus hits. Fue entonces cuando ocurrió el divertido e insólito hecho. Cuando interpretaba “Las Olas y el Viento” los comensales se pusieron de pie, hicieron trencito y bailaron al ritmo de la canción.

Chiquita no pudo contener la risa y se mostró muy divertida. “¡Cómo me han hecho reír, chicos!”, les dijo cuando cada uno regresó a su lugar. “En este almuerzo de hoy ocurrieron dos cosas que nunca en los años que hago televisión han ocurrido: que los invitados se pongan a bailar y que alguno pida aceite. ¡Me encantó que bailaran!”, agregó la famosa presentadora.

Entonces, la hija de Jorge Guinzburg acotó: “No damos más”. Moldavsky le habló a Legrand y señaló con humor: “¿Viste que después del postre hay una tanda de baile. Ahora tendría que venir la mesa dulce”. Mientras Bazán pedía: “ahora Mirtha tire el ramo”. ¡Jamás en los años que la Chiqui lleva conduciendo había ocurrido una cosa así! ¡Divertísimo momento!