“Qué vergüenza tener una vicepresidente electa con 12 pedidos de procesamientos por altísima corrupción”

¡Eduardo Feinmann no se calló nada! ¡No te pierdas su durísima reflexión!

Eduardo Feinmann realizó una durísima editorial para su ciclo radial, Feinmann 910, donde analizó los resultados de las elecciones del domingo pasado y cuestionó, ante todo, la figura de la futura vicepresidenta del país, Cristina Fernández de Kirchner.  “Yo siempre digo que después de una elección yo siento felicidad. Felicidad porque vivimos en un estado democrático, republicano. En un Estado que elige presidente sistemáticamente”, arrancó explicando.

“El 50% que está feliz era el 50% que se amargó en el 2015 y en 2017. En el 2015 votaron a Macri para sacar a Cristina y compañía porque eran unos corruptos pero ahora volvieron a votar a una manga de corruptos para sacar a Macri”, continuó más indignado. “Yo había dicho que no vuelven más. Claro, cuando Cristina perdió en el 2017 con un simple ministro de Educación, Esteban Bullrich. Pero nunca digas nunca porque te puede salir el tiro por la culata”, agregó.

“Tenían toda la razón del mundo. Volvieron. Ellos dicen que volvieron distintos pero no les creo nada. Lo que ví de Cristina ayer no me dio la sensación de ver a una mujer distinta. Lo que vi de Kicillof no me pareció ver a un ser distinto”, manifestó el periodista. “Ayer nació otro país y espero que no vuelva la Argentina a esos 12 años de penurias, persecuciones, escraches. Ojalá. Eso va a depender pura y exclusivamente del presidente electo Alberto Fernández”, deseó.

“A usted ayer el 48% le dio una lapicera por cuatro años. Ojalá utilice bien esa lapicera. Puede ser un cambio de época. El publo volvió a elegir, la ciudadanía volvió a elegir y eso se respeta a rajatabla. Hay que respetar la investidura presidencial”, aclaró. “Ganó la primera minoría. Ahora, qué vergüenza que el país tenga a partir de ahora una vicepresidente electa con 12 pedidos de procesamientos por altísima corrupción, seis pedidos de prisión y tres pedidos de desafuero”, destacó.

“Qué verguenza que vaya a representarnos al exterior con el ropaje de vicepresidente. Y cuando Alberto Fernández viaje ¿quién va a estar sentada en el sillón de Rivadavia? Cristina. Otra vez sopa”, completó con furia Feinmann. Y cerró: “Creo que es tan bueno en el país que la cosa esté tan equilibrada en el Parlamento que los Fernández no van a poder hacer uso de la hegemonía del poder. Eso es muy sano y eso es gracias a usted, que votó. Apareció el bipartidismo y eso es saludable”.

Compartir en: