“¡Esto ha sido un disgusto! ¡Dedíquense a otra cosa!” ¡Marcelo Polino destrozó a…!

Foto: Captura televisión

“¡Pará un poco y asumí que hicieron algo que al jurado no le gustó!".
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/11/06/esto-ha-sido-un-disgusto-dediquense-a-otra-cosa-marcelo-polino-destrozo-a/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-06T15:14:04-03:00">noviembre 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-06T15:35:08-03:00">noviembre 6, 2019</time></a>

Gore Vidal, uno de los grandes escritores norteamericanos, trabajó durante más de una década en televisión, agobiado por el poco éxito que en los años cincuenta tenían sus libros, y habló de esa experiencia en sus divertidísimas (y a menudo malévolas) memorias, confesando que, aunque hoy la gente se queja de la pequeña pantalla y habla del pasado como de la época dorada, con programas de calidad, en realidad, siempre hubo problemas delante y detrás de la pantalla, y él fue testigo de muchas batallas entre directores, actores y guionistas.

Por supuesto, tal vez el grado de agresividad haya crecido con el paso del tiempo, y eso pudo comprobarlo en carne propia el mismísimo Federico Bal anoche, cuando tuvo un durísimo enfrentamiento con los jurados por el homenaje que realizo a Elvis Presley. “Para mí los coaches tienen que pensar más la próxima porque todos están haciendo algo parecido. Lo que necesitan los homenajes es un leitmotiv”, arrancó diciendo Ángel de Brito.

Mucho menos paciente, Pampita fue al hueso. “¿Por qué no cambiaron si vieron en otras parejas que este tipo de propuesta no funcionaba?”, lanzó la modelo. Fede se enojó ante esas palabras. “No les está gustando nada de lo que hacemos”, dijo el hijo de Carmen Barbieri. “Si a mí me emociona, a la gente le emociona!”, le retrucó, muy enojada, Ardohain. Florencia Peña, por su parte, aclaró: “Nada tiene que ver con cómo bailaron. Lo que creo que nos pasó es que nosotros, como jurados, estamos viendo cinco equipos que decidieron hacer lo mismo: bailar un popurrí de temas del homenajeado. No vemos equipos generando nuevas ideas, vemos cabezas creativas agotadas. No estoy viendo homenajes a la altura de las circunstancias”.

En ese momento, Bal interrumpió a la actriz con un fuerte “palito”: “¡También hay un agotamiento del jurado!””. Marcelo Polino intervino entonces para responderle. “Es muy triste que apelen a la maldad del jurado. Si no pueden cambiar una coreografía de un minuto, dedíquense a otra cosa. ¡Pará un poco, Fede Bal, asumí que hicieron algo que al jurado no le gustó! Vamos a empezar de cero. ¡Esto ha sido un disgusto, arranquemos de nuevo!”.

Flavio Mendoza se sumó a las críticas: “¡Fede, yo no estoy cansado, no me subestimes! Tienen que entender que si no gusta, no gusta. A mí el cuadro me pareció aburrido. Eso no quiere decir que no sean buenos bailarines. ¡Punto para abajo!”. Por su parte, Laura Fidalgo analizó: “En este tipo de homenajes tiene que haber un cuento. El comienzo del acting estuvo lindo, pero después se quedó en la coreografía”.

Aníbal Pachano, por su parte, remarcó: “Yo te voy a educar artísticamente. Primero tenés que estudiar el personaje, saber qué cantaba, qué sentía. Con esa mínima información, algo bueno hubieran hecho. Más allá del punto para abajo, ¡sos un gran maleducado por reírte cuando hablaba Fidalgo!”. “¡Chicos, no me eduquen! Mi papá y mi mamá hicieron un trabajo hermoso con la educación. A mí no me eduquen. Háblenme con respeto”, pidió Fede a todos los jurados. “¡Yo educo a mi hija, que es la única que me importa! Tenés que contar una historia. Vos y todos los participantes que pasan por la pista”, cerró su devolución el jurado.