Rubén Orlando sufrió un ataque en la vía pública: “Me pegó una patada tremenda en la cara”

El estilista sufrió una violenta golpiza. Conocé los detalles del epsodio.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/11/07/ruben-orlando-sufrio-un-ataque-en-la-via-publica-me-pego-una-patada-tremenda-en-la-cara/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-11-07T03:38:31-03:00">noviembre 7, 2019</time></a>

Desafortunadamente, Rubén Orlando sufrió un brutal episodio recientemente en Constitución. En diálogo con Teleshow, el estilista contó cómo fue el hecho, cómo se encuentra, cómo procederá y cuáles son sus sospechas al respecto del motivo por el que le ocurrió tal situación.  “Estaba viendo los letreros que habían puesto en la escuela que estoy abriendo en Constitución, a diez metros de donde yo tengo una peluquería, en un paseo de compras que hay sobre la calle Lima”, arrancó explicando.

“No sé qué calle bajé primero, y después doy otra vuelta por una calle prácticamente muerta, paralela a Lima, y ahí de repente siento una patada tremenda de atrás”, continuó. “Caigo de frente, me amortiguo un poco con la mano izquierda, que la tengo toda lastimada, y cuando estoy en el piso me pegó una patada tremenda en la cara, que no la tengo tan hinchada teniendo en cuenta el golpe que recibí, que fue a matar. Ahí me dice: ‘a vos te andaba buscando’. Lo único que dijo, y lo sacan dos tipos, sino creo que me seguía golpeando en la cabeza, y se va”, aseguró.

“No sé de dónde viene. Hoy Pamela (David) me decía por lo político, por lo que yo hablo de Cristina. Yo no creo, no sé, esto es como una película, te pensás que el final va a ser de una manera y después es totalmente distinto. Mirá que he estado en lugares peligrosos, o que llaman peligrosos, y nunca me pasó lo que me pasó hoy. Aparte no me robaron nada, fue directamente una amenaza”, opinó Rubén.  “Puede venir de la política, y también puede ser por lo de Juan Darthés”, agregó.

“El otro día fueron unas mujeres medio extrañas a la peluquería que yo tengo en Arenales y Rodríguez Peña, preguntaron por mí y cuando les dijeron que no estaba ellas contestaron: ‘ya lo vamos a localizar’. Eso pasó hace una semana más o menos, antes también había recibido insultos de mujeres por teléfono en la peluquería, y lo de hoy fue un tipo”, señaló. “Pero con lo de Juan Darthes la gente se equivoca, yo no quiero defender a un violador, yo quiero defender a un amigo que creo en lo que me dice”, acaró el famoso peluquero.  “Jamás defendería a un violador, si mañana se comprueba que Juan Darthés la violó soy el primero que lo voy a matar verbalmente en cualquier lugar porque odio este tipo de personas, como cualquiera, los detesto, porque aparte sé que no tienen cura”, argumentó.

 “El tipo lo que me dijo es eso, a vos te andaba buscando, y me pegó una paliza tremenda. Mañana yo voy a estar destruido. Cuando me han asaltado con revólver de juguete, vos te enterás que es de juguete porque no dispara, mientras tanto te despediste de la vida esos segundos. Y con esto pasa lo mismo, vos de repente estás distraído y te aparece una patada de atrás, así rotunda, no sé cómo no me quebró la columna”, se sinceró. “Me hicieron todas las placas y no salió ninguna lesión, todas cosas de inflamación, me dieron todos los remedios que tengo que tomar, me hicieron placas de la cara también, por suerte ninguna fractura, nada de eso”, detalló Orlando.

“Y otra de las cosas que pasa, que se lo voy a decir incluso personalmente a Larreta, que hay mucha policía en la ciudad, pero si vos observas hay muchos que están amontonados, hablando entre ellos, pero no están repartidos como tienen que estar. Y de repente aparecen seis o siete juntos hablando, y en la calle donde a mí me pasó no había uno. No quiero hablar mal de la policía, pero yo creo que hay que poner orden en ese sentido, no podés estar desprotegido. Por suerte estaban las cámaras, porque si no pueden decir este tipo lo inventó”, analizó. Y cerró: “Voy a poner un abogado penalista, y a ver, porque me quiero sentir bien, no quiero que vengan y me peguen un tiro. ¿Cómo no te vas a quedar con miedo después de algo así?, porque no sabes la bala por dónde puede venir”.