“Él no se quería separar, es increíble” ¡Julieta Prandi indignada con el padre de sus hijos!

La modelo se mostró más que molesta con la situación.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/11/08/el-no-se-queria-separar-es-increible-julieta-prandi-indignada-con-el-padre-de-sus-hijos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-08T23:35:58-03:00">noviembre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-08T23:35:59-03:00">noviembre 8, 2019</time></a>

La modelo finalizó su matrimonio de diez años junto a Claudio Contardi en el Juzgado de Familia Nº3 de San Isidro. Entonces ella mencionó: “Me fui dando cuenta con los años que me sentía cada vez más asfixiada y perdida. Desencontrada conmigo misma porque seguía las normas que no eran las propias. Hubo un montón de mentiras, engaños y estaba cada día más triste”, señaló la modelo.

Por otro lado, ella mencionó: “Presenté la demanda de divorcio en diciembre, fue unilateral. Se coordinaron algunas cosas y en lo único que nos pusimos de acuerdo fue en firmar el divorcio en esa audiencia. Tenemos un régimen, a raíz de mi denuncia por violencia familiar no hay pernocte en la casa del papá y hay una restricción perimetral vigente hasta el 18 de noviembre”, agregó Prandi.

Además sostuvo que los episodios de violencia hicieron que cada vez estuviera cada vez más preocupada por la relación que estaba manteniendo con Contardi. “Tuve mucho miedo… Miedo a que me lastime, por supuesto. Era una persona que me insultaba, me degradaba, me amenazaba. Hay amenazas específicas que están en mi demanda de divorcio, pero siempre hubo una degradación permanente”.

Prandi también hizo referencia a la vez que no pudo ingresar a su higar en Escobar. “Las propiedades forman parte de la masa indivisible de bienes de una sociedad conyugal. Ni él ni yo podemos hacer uso de las casas sin el consentimiento del otro. Él no tiene derecho de disponer de ninguna de mis propiedades”, afirmó y agregó un dato indignante:“Él no se quería separar, es increíble porque está en pareja desde hace mucho tiempo. Él quería las casas, los bienes, las cuentas. Incluso tuve que revocar un poder económico administrativo”.

Por último se refirió a la conflictiva división de bienes. “También teníamos un restaurante en Pinamar, que está cerrado hace dos años y medio. Tiene una deuda y no pagó los alquileres, como el contrato está a mi nombre, la deuda es del matrimonio, pero me la podrían exigir a mí, de hecho estoy hablando con la gente del local para deshabitar ese local y saldar la deuda. Él se presentó con su abogada a hablar con el dueño del local para pedirles que me mande una carta documento porque el contrato está a mi nombre”, explicó.