“¡Sigo enamorada de él! Me dan ganas de…” ¡Cinthia Fernández quiere reconquistar a Martín Baclini! ¿Lo logrará?

La bailarina admitió que busca su segunda oportunidad.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/11/13/sigo-enamorada-de-el-me-dan-ganas-de-cinthia-fernandez-quiere-reconquistar-a-martin-baclini-lo-lograra/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-13T09:54:30-03:00">noviembre 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-13T09:54:31-03:00">noviembre 13, 2019</time></a>

Tras la confirmación de la separación, lo cierto es que Cinthia Fernández y Martín Baclini quedaron en el ojo de la tormenta y los rumores y especulaciones por la abrupta ruptura cobraron gran protagonismo. Primero se colocó a Luciana Salazar como la principal responsable, luego, se insinuó que el “Súper Bailando 2019” sería otra de las causas, aunque ahora salieron varios trapitos al sol.

A pesar de las especulaciones, lo cierto es que los participantes del Bailando por un Sueño son los únicos que conocen la verdad y la que sigue más enganchada que nunca es la panelista de “Los ángeles de la mañana”. La morocha volvió a la carga y luego de destrozar al empreario rosarino, se mostró arrepentida y hasta el pidió perdón al admitir que él es una gran persona y que ¡todavía sigue enamorada!

En una nueva aparición frente a las cámaras, Fernández dejó boquiabierto a más de uno al demostrar que ella no se rinde y va por más. “Siempre me dan ganas de darle un beso, sigo enamorada de él. Y yo no doy todo por perdido”, le dijo a Ángel de Brito en LAM y continuó: “Veo los errores de las dos partes. Mi error fue a partir del tema de Luciana, que quizás yo me puse intensa, pero sigo sosteniendo que tenía mis motivos”, reflexionó.

“Él se equivocó en un montón de sus declaraciones, en la tele se veía como que no me defendía, y a veces se muestra algo que él no es. Lo critican que no me defiende, que parece cholulo, y él es cero eso. Pero yo lo sé porque lo conozco. Y tampoco es fácil para él pararse ahí, delante de todos. Yo para la gente soy una quilombera tremenda, y no se ve que soy archi sensible”, argumentó la mediática, claramente afectada por la situación.

En tanto, Baclini optó por un perfil un poco más tranquilo y sorprendió a todos al relatar su tremenda historia de vida. “Vengo muy de abajo, empecé a trabajar a los 12 años. No estudié y no terminé la secundaria: arranqué a fondo a trabajar. Mis amigos me decían: ‘te va a ir mal si no estudiás’. Es importante el estudio, no tengo ninguna duda, pero yo sabía que no podía estudiar”, relató en “La Noche”.