El duro relato de Reina Reech: “Me dejó dos semanas con él y ahí tuve este episodio tan desagradable”

La actriz recordó el abuso que sufrió por parte de su expadrastro.

Reina Reech fue una de las invitadas al programa de Mirtha Legrand de este sábado. Allí, la famosa actriz recordó el momento más difícil de su vida: a los 13 años sufrió un abuso se*ual por parte de su expadrastro, Buby Labecchia, expareja de su madre Ámbar La Fox. La diva de los almuerzos trajo el tema a colación y quiso saber cuál fue la reacción de su madre al enterarse.

“Sí, se lo conté a mi mamá”, explicó la intérprete. Luego relató el momento. “Se lo conté porque yo fui pupila… En realidad, mamá se fue a hacer un espectáculo de Luis Aguilé a Madrid, me dejó dos semanas antes en la casa con él, y ahí tuve este episodio tan desagradable. Entré pupila con todo eso atragantado, me enfermé mucho, bajé once kilos, me moría…”, expresó.

“Y le dijeron a mi mamá: ‘O viene a la Argentina o su hija se nos va’. Y cuando vino se lo pude contar”, rememoró. “¿Te creyó?”, indagó Chiquita. “Y… Fue raro. Me enfrentó con él para ver y él decía ‘no puede ser que digas esto’. Fue difícil. Mamá se separó, a mí se me fueron los síntomas al otro día que ella llegó”, respondió la invitada. Entonces, le consultaron si quedó un conflicto sin resolver con Ámbar.

“Después volvió con Buby (Labecchia). A los dos años, ya estando en Argentina, me echó de mi casa porque se ve que tenía ganas de volver con él. Volvió y me fui con mi papá”, explicó Reech. “Ella (por su madre) me cree y se separa. A los dos años tengo este episodio con mamá, me voy de mi casa y ella vuelve con él. Y cuando tenía 17 años me llama un día a las seis, siete de la mañana, porque los dos eran alcohólicos, y me dice: ‘Venime a buscar porque Buby me rompió la nariz’”, detalló.

“Ahí terminó para siempre con él, y yo la llevé a que le hagan una cirugía. Y creo que este es el broche de oro para una historia de amor que es más fuerte y va más allá de un momento feo en la vida”, continuó. “El hecho de que ella haya vuelto con él me daba la duda sobre si me había creído o no. Pero el amor es más fuerte. Eso fue un feo momento, yo lo trabajé mucho en terapia, la perdoné, la pude mimar antes de irse y cuidarla. Por eso digo que el amor es más fuerte que un momento traumático, que una duda. Además, lo trabajé mucho”, cerró.

Compartir en: