Rating

“LLego para hacer el noticiero y el tipo que mide 1,85 de manera amenazante me dice: ¿Qué te pasa?”

¡Famoso conductor en medio de un gravísimo escándalo!
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/11/30/llego-para-hacer-el-noticiero-y-el-tipo-que-mide-185-de-manera-amenazante-me-dice-que-te-pasa/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-30T18:54:18-03:00">noviembre 30, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-30T18:54:19-03:00">noviembre 30, 2019</time></a>

Lo que se ve por televisión no siempre refleja la realidad de lo que se vive, realmente, en un estudio, de hecho, muchos famosos han confesado que odiaban trabajar con tal o cual compañero pero debieron aguantar por la simple razón de que habían firmado un contrato y, si lo rompían, debían pagar una cantidad horrenda de dinero además de quedar en una posición incómoda frente a la industria; sin embargo, todo cambia, y hoy determinadas cuestiones reciben más atención que antes.

Eso puede comprobarse en la decisión de El Nueve de echar a Jorge Pizarro, uno de sus conductores más importantes, referente del medio, luego de que sus compañeros lo acusaran, en una carta que se viralizó, de “maltratar, denigrar y humillar a los trabajadores del canal”. Consultado por el diario Clarín, el exconductor de Telenueve hizo un largo monólogo dejando bien clara su posición sobre lo ocurrido estos días.

“Estoy viviendo un momento re difícil.Estoy tratando de hacer las cosas lo mejor posible. Llegué a la mañana para hacer el noticiero. Todos los días me asignaban el tema. Le pedí al productor ejecutivo que me diera la información básica de lo que tenía que dar. El ejecutivo le pidió a un productor que me la dé. Yo me acerqué a él, que estaba chateando, y se la pedí. ‘¿Ahora me la pedís?’, me dijo. ‘¿Cuándo querés que te la pida si tengo que ir al aire?’. Cuando terminé de decir eso, el tipo que mide 1,85 se saca los auriculares de manera amenazante y me dice ‘¿Qué te pasa’. Le dije: ‘Cómo me faltás el respeto de esa manera, yo tengo de profesión más años que vos de edad’. Luego me di vuelta y me fui a hacer mi tarea. No hubo más que eso”, dijo el conductor relativizando la pelea.

“Yo venía sufriendo destratos profesionales y me entero de la existencia de esa nota (en referencia al comunicado acusándolo de maltratar, denigrar y humillar…) muchos días después de realizada. La nota habla de una agresión física, no dice a quién, no especifica un lugar ni un día, no presenta testigos y habla supuestamente también de otros maltratos de orden verbal para con distintas personas, sin especificar quiénes son. Esa nota aparece firmada por una serie de personas, con algunas de las cuales no tengo trato laboral diario y hasta incluso hay alguna que trabaja en un horario distinto al mío”, argumentó Pizarro.

Jorge luego habló de la manera en que lo trataron en el canal cuando comenzó este escándalo. “Me ofrecieron dos opciones: agarrar plata e irme o someterme a un sumario de investigación interna. Sin dudar, elegí ser investigado. Convencido de que los hechos no habían existido. En el marco del sumario, fueron citados a declarar los firmantes. Allí apareció por primera vez el nombre de quien supuestamente había sido, según el panfleto firmado, la persona agredida físicamente”, dijo el periodista.

“En su declaración, mentirosa, dice que el hecho ocurrió el 1 de octubre. El entredicho, que no fue sólo más que eso, sucedió el día 2. O sea que el denunciante ni siquiera pudo precisar la fecha exacta en la cual fue. La situación ocurrió en el control del noticiero, donde hay aproximadamente diez personas y cámaras de seguridad. Ofrecí testigos para corroborar la mendacidad del hecho. Jamás fueron citados a declarar. Al igual que ofrecí pruebas de cada una de las otras imputaciones, las cuales no fueron tomadas en cuenta”, se justificó Pizarro.

“Según la carta documento enviada fui despedido sin causa. Jamás la empresa, en su comunicación sobre el asunto, aclaro que Jorge Pizarro fue quien solicitó ser investigado. Si el tenor de las denuncias hubieras sido tan serias, jamás me hubieran despedido sin causa”, cerró la charla el hombre.