¡Cande Tinelli apuesta a que su papá sea presidente!

La cantante apoya a Marcelo en su carrera política

El sábado en Playa Grande, Candelaria Tinelli se animó a pararse frente a un gran público y hacer su debut como cantante de este 2020. La hija de Marcelo se lanzó como solista hace casi dos años, sin embargo esta fue la primera vez que dio un show para tantas personas y al aire libre. Lelé, como le gusta que la llamen, entonó sus temas más famosos e hizo bailar a todos en lo que fue la inauguración del nuevo parador de Movistar en Mar del Plata.

Feliz por este gran paso, al terminar el concierto por la noche, Cande se prestó a hacer una rueda de prensa y hablar un poco de todo: su familia, su carrera y su exposición en las redes sociales. En la primera pregunta que fue directo sobre Marcelo, le consultaron si se imaginaba a su papá siendo gobernador o incluso Presidente en el futuro. Sin dudarlo, la morocha respondió: “Espero que no, pero si él quiere lo imagino. Sí, lo imagino. Si quiere hacerlo lo bancamos siempre”.

Luego, emocionada, siguió hablando con orgullo del conductor de ShowMatch y actual presidente de San Lorenzo. “La verdad que a mi viejo lo apoyo en sus decisiones, confío mucho en él, creo que es una persona muy inteligente que se propone cosas y las puede lograr. Lo banco a morir, simplemente pienso en él y quiero que esté bien, y ojalá pueda ayudar a un montón de personas. Confío plenamente en mi papá porque es una gran, gran, persona”, repitió una y otra vez.

Luego, hablando ya sobre ella y sus sueños, Cande dejó en claro que además de su trabajo como diseñadora de ropa (es dueña del local Madness Clothing), siempre quiso ser cantante aunque no se animaba a dar el salto. “Se fue dando de a poco, me da mucha vergüenza y tuve que trabajar un montón. Me gustaba cantar pero de eso a esto, la verdad que no lo pensaba. Tomé clases de canto de chica, me empecé a copar, a perderle el miedo, a laburarlo”, confió.

Por último se refirió a la exposición que siempre tuvo por ser la hija de Tinelli y a su interacción con las redes. “La verdad que de chica, de adolescente, apenas entré en el mundo de las redes sociales me importaba un montón. Y me parece que es eso, cada vez más te das cuenta de que es un juego. La vida es esto que pasa acá y no son las redes sociales. No tenés ni idea quién está hablando, uno se engancha del comentario malo y siempre hay mil cosas buenas”, finalizó sincera.

Compartir en: