“Ahí los ojos se me llenaron de lágrimas” ¡El duro relato de la nieta de Lía Crucet sobre el abuso que habría sufrido!

La joven decidió relatar el terrible momento que le tocó atravesar en su trabajo.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/01/15/ahi-los-ojos-se-me-llenaron-de-lagrimas-el-duro-relato-de-la-nieta-de-lia-crucet-sobre-el-abuso-que-habria-sufrido/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-15T01:31:31-03:00">enero 15, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-15T01:32:13-03:00">enero 15, 2020</time></a>

Malena Rosario González es la nieta de Lía Crucet, tiene 23 años y el sábado por la noche realizó una denuncia contra José María Gómez, ex participante de Soñando Por Bailar, conocido como “El Carni”, por abuso sexual. Entonces comenzó a relatar su terrible situación: “Estaba trabajando en el bar de moza porque quería juntar plata para una producción nueva. Mi horario era de 16 a 2 AM y un día antes me había dicho que vaya a las 11 para atender un evento grande. Cuando llego al lugar, me entero que estaba yo sola con él arriba.

“Como estaba empezando no podía decir que no. Me empezó a hablar como algo natural. Sentí vergüenza ajena y me fui al antebaño. Me agarró de la cintura y me dijo que trabajaba bien y que le encantaba”. Luego de eso mencionó: “El encargado viene a decirme que entre a la oficina de José por un tema de sueldos. Me pareció raro. El encargado me deja con José sola, que sale del baño abrochándose el pantalón. Yo no sabía dónde mirar.

Entonces contó: “Otra vez lo mismo. Me dijo ‘vení, acercate’ y señaló que no me siente. Me preguntó si hacía deportes, me dijo que tenía un ‘lomazo’ y me pidió que me acerque y me saque el faldón. Me dice ‘tenés unas nalgas enormes´, y me pidió permiso para acomodarme la camisa. Me metió adentro del pantalón la mano y me tocó toda la cola. Ahí los ojos se me llenaron de lágrimas, me abroché rápido el faldón y me dijo que al otro día vaya de nuevo a las 11 porque‘te lo ganaste’”, señaló Malena.

“Cuando voy al baño otra moza me abraza y me dice que lo mejor que podía hacer era irme, porque si me quedaba, iba a pensar que me gustó”, relató y aseguró que algunas compañeras de ella salen con él. Además luego de eso, se fue hacia la comisaría y realizó la denuncia e incluso, señaló al encargado como un cómplice del “carni” ya que era este el que le indicaba cuando entrar.

“Cuando salgo de la oficina, que me temblaban las manos, le dije que tenía que hablar con él. Como está lleno de cámaras me dijo que le hable de lejos porque no quería que me vean hablando con él. Le conté y dijo que no lo podía creer y que pensaba que era un tema de sueldo. ‘Él se habrá confundido, se habrá pensado que eras como todas las chicas. Lo que pasa es que acá en Argentina se manejan todos así’, dijo. Ahora habrá que ver cómo sigue la causa que la joven denunció.