“Me fui de vacaciones con Fede Hoppe, y ya fui el novio” ¡Martín Bossi habló del productor de Tinelli!

El actor contó de su relación con el reconocido profesional de la televisión.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/01/15/me-fui-de-vacaciones-con-fede-hoppe-y-ya-fui-el-novio-martin-bossi-hablo-del-productor-de-tinelli/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-15T21:32:38-03:00">enero 15, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-15T21:32:44-03:00">enero 15, 2020</time></a>

Martín Bossi es uno de los personajes más talentosos del ambiente artístico. Por ese motivo, es que siempre sorprende con sus interpretaciones y los proyectos que desarrolla. Actualmente, se encuentra ensayando el musical Kinky Boots. En el mismo interpreta Simón, un boxeador que de noche se viste de mujer y ayuda a que la historia termine lo mejor posible.

Entonces, el actor habló sobre lo agradecido que está a su trabajo. “Dios me dio un don y yo lo devuelvo de noche a noche. Pero tengo una vida, ni buena ni mala, ni común ni no común. Tengo una casa, un auto, dos veces por semana puedo comer afuera, como que ya es mucho en este país; lleno la heladera con mi trabajo. Ayudo a mi vieja y a mi hermana. Si me preguntás para qué quiero la guita, te contesto: “Para ayudar”. Le tomé mucho gustito a ayudar, no importa a quién, no te lo voy a decir, pero me encanta. Me parece que tengo mucho más de lo que soñé y de lo que necesito.

Sin embargo, uno de los mayores misterios es su vida amorosa, de la cual el actor es muy celoso. “No estoy enamorado. A veces me dicen: “Vos sos muy raro porque nunca mostraste nada”. Pero creo que de 20 años de carrera, 14 he estado en pareja. No con la misma mujer: si sumás dos añitos acá, tres añitos allá, siempre estuve en pareja. El tema es que decidí no compartirlo en el laburo. No hay misterio con mis parejas: voy a los restaurantes, voy a la cancha; las chicas vienen a comer a la casa de mi mamá, se reúnen con mis amigos. Una vida absolutamente normal. El tema es que no voy a la fiesta de una revista con una chica de la mano…”

“Además, parece que por ser actor uno tiene la obligación de opinar de todo: muerte de Kennedy, genocidio armenio, Darthés, el gol de Maradona contra los ingleses, el macrismo, kirchnerismo, la guerra en Irak, si Donald Trump usa quincho… Después, hay que contar la vida. ¿Por qué? Una forma de contar lo que pienso es a través de Kinky Boots, donde interpreto a Lola, un boxeador que a la noche se viste de mujer”, remarcó un poco cansado del acoso mediático.

“Es una elección de la que gracias a Dios los periodistas me han respetado mucho. Yo tengo educado a mi entorno para no andar aclarando. Hay algo que se llama la posverdad. La verdad ya no tiene ningún tipo de validez, quedó obsoleta y fuera de moda. Lo que interesa es la construcción de una verdad paralela que es la que la gente necesita o la que le sirve a los medios.El otro día fui a degustar unos vinos con una amiga y ya decían que era mi novia. Me fui de vacaciones con (Fede) Hoppe, y ya fui el novio de Hoppe un año. Encima, Hoppe. Con todo respeto, amigo, pero no es Peter Lanzani ni Brad Pitt. ¡Es Hoppe!”, concluyó.