“Ella nos dijo que fue una joda que les hicieron unos amigos’” ¡Lara Bernasconi, complicada!

Una vecina contradijo las palabras de la modelo sobre la polémica.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/01/16/ella-nos-dijo-que-fue-una-joda-que-les-hicieron-unos-amigos-lara-bernasconi-complicada/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-16T13:39:24-03:00">enero 16, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-16T14:21:00-03:00">enero 16, 2020</time></a>

Ayer, Federico Álvarez Castillo y Lara Bernasconi quedaron en el medio de una fuerte polémica al viralizarse un video que ellos mismos grabaron donde se ve como arrojan un cerdo desde un helicóptero y cae en la piscina de su casa vacacional en Punta del Este. Tras la repercusión, la modelo se comunicó con el ciclo Los Ángeles de la Mañana y se desentendió de la repudiable filmación.

 “A nosotros nos tiraron un cordero muero en nuestra pileta. Hay gente que reaccione riéndose de los nervios. Nadie se rió de esta situación. Estábamos sorprendidos igual que todo el mundo. Tenemos la conciencia súper tranquila. Sabemos quiénes somos, cómo actuamos en la vida. Y es lo único que tengo para decir. No sabemos quién fue, no sabemos si fue una broma, si fue alguien que nos quiso hacer algo macabro”, aseguró la mediática, quien es proteccionista de animales.

Sin embargo, hoy, en el mismo programa, revelaron las palabras de una vecina de la pareja que presenció desde su hogar el hecho. “Todo pasó en Pinar del Faro, José Ignacio, en Punta del Este. Estábamos en la pileta y vimos que había un helicóptero arriba nuestro, muy cerca de las casas”, leyó Andrea Taboada, quien se comunicó con la mujer en cuestión.

“Nos pusimos a mirar y, de repente, vimos que tenían una bolsa. Vimos que tiraron algo y pensamos que era un perro. Salimos todos corriendo, fuimos muy preocupados y asustados a la casa a la que había caído y la dueña nos respondió: ‘no, tranquilos, fue una joda que nos hicieron unos amigos’”, continuó leyendo la panelista.

 “En ese momento, todos tomamos conciencia de lo que había pasado. Cayó la seguridad del lugar y nos dijeron que era un cordero y todo el mundo les decía de todo y ellos se divertían. Lo hipócrita es que se hacen los naturistas y joden con esto”, completó Taboada. Cabe destacar que tras el escándalo y el repudio de sus vecinos decidieron abandonar su casa.