¿Cómo logra que sus invitados abran su corazón? Andy Kusnetzoff dio detalles de su manera de entrevistar

El periodista volverá a la televisión en la jornada de hoy, conduciendo la cuarta temporada de "PH, Podemos hablar".

En la jornada de hoy, se dará inicio a la cuarta temporada de “PH Podemos hablar“, programa conducido por Andy Kusnetzoff. A partir de las 22 horas, el ciclo de Telefe contará con una cena con invitados de lujo: Pampita Ardohain, Paula Chaves, Florencia Peña, Andrés Nocioni, Santiago Artemis y Rodrigo Lussich. En diálogo con “La Nación”, Kusnetzoff dio detalles de su modo de dirigir la velada.

Sus primeros testimonios tuvieron que ver con la intimidad de los intérpretes que acuden a su programa. “Hay algo que pasa y que tiene que ver con la energía de todos. Hay maridajes muy buenos. Ricardo Darín, por ejemplo, vino con Mercedes Morán y con Ricardo Centurión. Si hubiese venido con Leo Sbaraglia y Cecilia Roth hubiese sido distinto. Hay algo personal y hay algo que se da de manera grupal y se logra entre todos. No es individual, seguro”, reconoció.

No obstante, cuando la charla no fluye, Andy intenta dar una vuelta de tuerca. “Trato de hacerlo parte del programa, de blanquear lo que pasa y tengo la manera de poner foco en uno o en otro. Me gusta blanquear los momentos incómodos aunque estoy más entrenado en la radio, pero lo manejo. Recuerdo que una vez vino Griselda Siciliani y estaba raro el ambiente. Le dije: ‘Griselda, algo pasa, esto no está fluyendo’. Y cada uno empezó a decir lo que estaba sintiendo. Trato de mantener la verdad, lo máximo posible. Cuanta más verdad, mejor. No importa si es un momento triste o alegre, no hay que forzarlo. Para que a ‘PH’ le vaya bien hay que tratar de mantener la autenticidad: la mía y la de todos”, resaltó.

Por otro lado, el comunicador hizo hincapié en que su intención es valorar el momento en el que el invitado abre su corazón, sin pensar en el rating. “Estoy más metido en disfrutar ese relato que en el lugar del productor, que piensa si ese momento mide o no. Vivo en tiempo real esas dos horas que dura el programa y estoy presente en cada instante. También trato de cuidar al entrevistado porque me siento un anfitrión responsable y no es que quiero que diga cualquier cosa. Respeto los espacios”, afirmó.

Finalmente, Kusnetzoff reveló que su influencia a la hora de elegir invitados es muy grande. “Tengo bastante participación, discutimos sobre los invitados. A veces una cosa es lo que te gusta y otra lo que se puede. Muchos de los llamados los tengo que hacer yo. Es muy difícil no estar en el armado porque el programa es muy personal”, concluyó.

Compartir en: