Majo Martino

El mal momento por el que pasa Majo Martino: “Con todo el dolor del mundo”

Majo Martino.

La panelista de "Los Ángeles de la mañana" se sinceró acerca de una situación que la afectó en los últimos días.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/03/21/el-mal-momento-por-el-que-pasa-majo-martino-con-todo-el-dolor-del-mundo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-21T07:20:51-03:00">marzo 21, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-21T07:20:53-03:00">marzo 21, 2020</time></a>

Días atrás, el coronavirus fue catalogado como una pandemia por la Organización Mundial de la Salud, situación que tuvo como consecuencia la reacción del Estado argentino, que comenzó a tomar recaudos para prevenir la propagación de la enfermedad por todo el territorio de nuestro país, por lo que se dictó la cuarentena obligatoria.

En la jornada de ayer, en el marco de la última emisión de la semana del programa “Los Ángeles de la mañana“, Majo Martino dio algunos detalles de la situación por la que está pasando al estar alejada de sus padres. Horas después, la panelista dialogó con Teleshow y profundizó acerca de la cuarentena.

“Ellos se están cuidando quedándose en su casa, no saliendo para nada. Los primeros días sí salieron, mi papá fue a hacer las compras, después con mis hermanos, (somos tres en total) les prohibimos que salieran de casa y les fuimos a hacer las compras y a llevar lo que necesitaran”, comenzó diciendo la comunicadora.

Luego, Majo hizo hincapié en que estar lejos de sus padres es algo que la afecta mucho “Yo todavía yo estoy yendo al canal, así que no se si estoy llevando algún virus o no. Con todo el dolor del mundo porque los extraño, mas sabiendo que no puedo, eso juega en contra, porque he pasado días sin verlos por vacaciones, pero saber que no podes es duro”.

Para cerrar, aunque es consciente de que hay que tomar recaudos y ser responsables, Martino lamentó una de las peores consecuencias de la pandemia de coronavirus que se propagó en todo el mundo. “Lo peor es eso, que perdés la libertad de poder ver y relacionarte con tus afectos con este tema”, sentenció.