¡Hogar dulce hogar! Brenda di Aloy regresó a su casa después de sospechar que tenía COVID-19

La joven se mostró feliz de poder volver a su casa.

Es el cuarto día que Brenda di Aloy disfruta en su hogar. Luego de presentar algunos síntomas, la conductora del programa musical decidió cumplir con el protocolo y se comunicó con el Ministerio de Salud. Debió ser internada y aguardar aislada hasta que se descarte la sospecha del coronavirus mediante algunos estudios.

Afortunadamente, Brenda dio negativo y fue dada de alta luego de estar cinco días aislada para prevenir cualquier contagio. Su madre, Yuyito González, contó en una nota que estuvieron de vacaciones en Miami durante febrero, pero que ya habían pasado veinte días por lo que descartaba la posibilidad de que lo haya contagiado allá. Su hija presentó dolor de garganta y fiebre durante un día, por eso se comunicaron con el 107.

Los síntomas que tenía Brenda son algunos de los que se manifiestan en personas infectadas con el COVID-19. Motivo por el cual, la estudiante de comunicación social no dudó en llamar a las autoridades correspondientes y hacerse los estudios necesarios. Luego de regresar a su hogar, compartió en sus redes sociales la afortunada noticia de sus resultados e incitó a que quien dude de sus síntomas se haga revisar.

“Hogar dulce hogar. Así, muy casera la foto de hoy. Cara de agotamiento. Pelo mojado y no me importa nada. Porque hoy no paso a hacerme la linda, ni a contarles de ninguna marca. Quiero contarles después de todo lo que se estuvo diciendo públicamente que ya estoy en mi casa con resultados negativos de Covid-19. Gracias a Dios”. Así comienza el texto que Brenda compartió en Instagram con una foto donde se la ve espléndida.

La publicación de la hija de Yuyito en su Instagram.

Y finalizó: “Tal vez me apresuré. El domingo ya estaba perfecta. Pero fue lo que sentí que tenía que hacer. Cuidémonos entre todos, si tenes síntomas ocúpate. El sistema de salud está muy lento pero funciona. Yo estuve 5 días esperando resultados aislada, pero acá estoy agradeciéndole a Dios de poder estar en mi casa sana. Ahora a guardarnos. A ser responsables y a cuidarnos entre todos que está todo en nuestras manos. Gracias a los que se preocuparon”.

Compartir en: