Carmen Barbieri

Carmen Barbieri y un conmovedor mensaje en las redes sociales: “Me despierto llorando y me duermo llorando”

Carmen Barbieri

La artista hizo una profunda reflexión en el momento más difícil de su vida.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/03/24/carmen-barbieri-y-un-conmovedor-mensaje-en-las-redes-sociales-me-despierto-llorando-y-me-duermo-llorando/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-24T05:58:32-03:00">marzo 24, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-24T05:58:33-03:00">marzo 24, 2020</time></a>

Carmen Barbieri atraviesa sin dudas el peor momento de su vida, ya que hace poco su hijo Fede Bal se enteró que padece cáncer de intestino. Sin embargo, la artista también está preocupada por la pandemia del coronavirus que tiene en vilo al mundo y así lo quiso reflejar desde las redes sociales.

“Me despierto llorando y me duermo llorando. ¡Corazón roto pero no sé por qué! ¡No pierdo la esperanza! ¡No pierdo la fe! Estoy fuerte, luchando por la humanidad. Manos palma contra palma. Manos palma contra palma, cumpliendo la cuarentena“, posteó la capocómica de su perfil de Twitter.

Fede contó su enfermedad desde su Instagram

El actor también usó las redes para dar a conocer su grave enfermedad. “Quería contarles lo que estoy viviendo estos días. Hoy que ya tengo un panorama, un camino que recorrer, y quiero contarles algunas cosas. Hace pocos días me hice unos estudios, una colonoscopía y una endoscopía, que salieron mal”, arrancó en su fuertísimo mensaje.

“Quiero decir que el resultado fue negativo. Me encontraron diez pólipos, los cuales me extrajeron, y encontraron un tumor en mi intestino, que se llevó a analizar. Se hizo una biopsia, hablé con el clínico y me hicieron un montón de estudios más. Todos dieron bien, pero el resultado de la biopsia del tumor dio que es maligno. Tengo cáncer en el intestino”, continuó como pudo.

Y agregó en su conmovedor testimonio: “Es una palabra fuerte, son palabras de las que me estoy haciendo amigo en estos últimos días. Soy joven, tengo 30 años, pero cada vez hay más casos entre gente joven. La realidad es que estoy asimilándolo y me fui de las redes sociales porque estoy viviendo un momento de extrema sensibilidad, en el que cada cosa que los haters o la gente que se dedica a molestar me va a doler mucho más que lo que me podía doler antes”.