China Suárez

“Es normal un día no tener ganas de hacer nada, llorar o estar…”, la China Suárez y una fuertísima reflexión sobre la pandemia

China Suárez

La actriz grabó un video desde su cuarentena para contar sus sensaciones por el coronavirus.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/03/24/es-normal-un-dia-no-tener-ganas-de-hacer-nada-llorar-o-estar-la-china-suarez-y-una-fuertisima-reflexion-sobre-la-pandemia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-24T05:10:23-03:00">marzo 24, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-24T05:20:06-03:00">marzo 24, 2020</time></a>

En medio de la cuarentena por el coronavirus junto a sus hijas Rufina y Magnolia, la China Suárez hizo una profunda reflexión sobre esta pandemia que tiene en vilo al mundo entero. Por este motivo, la actriz grabó un video desde su Instagram y se sumó a la campaña de “yo también me quedo en casa”.

“Es normal sentirse deprimido, angustiado, asfixiado, con incertidumbre. Personalmente mi nivel de exigencia para conmigo y los demás es muy alto. Y me doy cuenta que en este momento de mi vida NO QUEDA OTRA que dejar de exigirme/exigir”, aseguró la pareja de Benjamín Vicuña.

“Veo que otras madres hasta hacen manualidades con los hijxs, inventan juegos y me siento mal. Yo apenas estoy pudiendo con saber la cantidad de gente que está muriendo en el mundo. Los que van a morir, los contagiados, los respiradores que no alcanzan, los médicos sin dormir, sin ver a sus familias, muchas veces sin los insumos suficientes para hacer su trabajo. La gente que vive al día y que si no trabaja, no come”, agregó.

Asimismo, la actriz de 28 años sostuvo: “No es una queja, pienso todo el día qué hay gente que lo está pasando realmente mal. Que soy privilegiada por tener salud, una casa donde dormir. Es simplemente decirles que es NORMAL un día no tener ganas de hacer nada, llorar, o simplemente estar de MAL HUMOR”.

Mirá el posteo de la China Suárez

Ver esta publicación en Instagram

Es normal sentirse deprimido, angustiado, asfixiado, con incertidumbre. . Personalmente mi nivel de exigencia para conmigo y los demás es muy alto, y me doy cuenta que en este momento de mi vida NO QUEDA OTRA que dejar de exigirme/exigir. Veo que otras madres hasta hacen manualidades con los hijxs, inventan juegos, y me siento mal. Yo apenas estoy pudiendo con saber la cantidad de gente que está muriendo en el mundo, los que van a morir, los contagiados, los respiradores que no alcanzan, los médicos sin dormir, sin ver a sus familias, muchas veces sin los insumos suficientes para hacer su trabajo, la gente que vive al día y que si no trabaja, no come. No es una queja, pienso todo el día qué hay gente que lo está pasando realmente mal, que soy privilegiada por tener salud, una casa donde dormir, es simplemente decirles que es NORMAL un día no tener ganas de hacer n a d a, llorar, ó simplemente estar de MAL HUMOR.

Una publicación compartida de China Suarez (@sangrejaponesa) el

El epicentro del coronavirus flexibiliza el confinamiento

Más allá del mensaje de la China, la luz al final del túnel parece estar un poco más cerca. Y es que la ciudad de Wuhan, epicentro de la pandemia, levantará las restricciones a los desplazamientos desde el 8 de abril tras más de dos meses de confinamiento. “La medida se aplicará al resto de la provincia de Hubei desde este miércoles. Al principio solo los habitantes considerados sanos podrán desplazarse libremente”, anunciaron los funcionarios de China.