Roberto Piazza.

La tremenda confesión de Roberto Piazza: “Zafamos por poco, pero tengo angustia y depresión”

Roberto Piazza.

El diseñador pasa por un mal momento personal.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/03/25/la-tremenda-confesion-de-roberto-piazza-zafamos-por-poco-pero-tengo-angustia-y-depresion/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-25T08:03:00-03:00">marzo 25, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-25T08:03:01-03:00">marzo 25, 2020</time></a>

Días atrás, a raíz de la rápida propagación del coronavirus en todo el mundo, el Estado argentino comenzó a tomar recaudos por lo que se decidió dictar el aislamiento preventivo obligatorio. Roberto Piazza, quien recientemente viajó a España, dialogó con “Teleshow” y dio detalles de cómo se vivió el inicio de la pandemia semanas atrás en territorio europeo, donde la situación actual es muy delicada.

Sus primeros testimonios tuvieron que ver con su salida de España. “Por suerte estamos acá, en la Argentina. Llegamos y, a los dos días, empezó la hecatombe en España. Lo peor de todo es que allá se sabía desde el 2 de febrero que se venía la pandemia. Y el rey no hizo nada. Por eso, ahora toda la gente de la nobleza está que arde, porque no se tomó ninguna medida. Así que nosotros zafamos por poco”, dijo el diseñador en primera instancia.

En la misma línea, el artista agregó: “Estaba todo abierto y había dos millones de turistas. ¡Era una fiesta! Encima, después hicieron la marcha de las mujeres del 8 de marzo, en la que se terminó de contagiar un montón de gente. Y recién ahora tomaron conciencia de la situación”.

Después, Piazza lamentó su situación actual. “Teníamos todo contratado, todo pago. Y ahora todo se canceló. Así que estoy encerrado, con ataque de angustia y depresión. Walter cada tanto sale a hacer alguna compra. Yo prefiero morirme de inanición antes que salir de mi casa. No quiero tener contacto con nadie”, reconoció.

En cuanto a su presente laboral, Roberto confesó: “Sigo trabajando vía WhatsApp y vía Skype con las modistas. No le puedo probar los vestidos de la nueva colección a las modelos, ni puedo ensayar los temas de mi espectáculo de manera virtual. ¡Es una locura! Y, más allá de que suene frívolo, ese es mi trabajo y de eso vivo”.