“Lo están pidiendo a gritos” ¡Jorge Rial durísimo en contra de los argentinos!

Jorge Rial.

El conductor realizó una durísima reflexión.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/03/25/lo-estan-pidiendo-a-gritos-jorge-rial-durisimo-en-contra-de-los-argentinos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-25T20:20:21-03:00">marzo 25, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-25T20:20:23-03:00">marzo 25, 2020</time></a>

Jorge Rial se encuentra viviendo una situación atípica. El conductor de “Intrusos” decidió realizar el programa de hoy desde su casa ya que su mujer Romina Pereiro le pidió que dejara de ir al canal para hacer un aislamiento total. En medio del brote de coronavirus, el periodista realizó una cruda reflexión por el mal comportamiento de los argentinos.

Rial estalló de furia luego de que se viralizó el caso del “surfer”. “Se va y no esperó ni 30 segundos. Lo tendrían que haber llevado de los pelos adentro. Creyeron en alguien que ya venía mintiendo de antes. Es la irresponsabilidad individual, que termina siendo colectiva. Otro ejemplo es el chico del Buquebús, los que se fueron después de que se decretara el aislamiento”, comenzó relatando el conductor.

“Todos los malos ejemplos los estamos viendo todos juntos. Hoy escuché al Presidente, en un audio muy fuerte que le mando a América 24, que dijo ‘si no entienden, vamos a tener que caer con todo el castigo’. No entendemos. Están pidiendo a gritos un estado de sitio. No puedo creer que no podamos hacer caso por las buenas”, agregó el conductor de Intrusos.

“Es lo que hablábamos ayer, la filosofía del Titanic. El poderoso, el que tiene influencia, el que se puede ir a la costa, el que tiene guita, baja de la primera clase pisando cabezas y son los primeros que agarran el bote. Este es otro ejemplo más. No sé si es hijo de alguien. Ayer chapeó ‘no saben quién es mi papá’”, continuó Rial, claramente molesto con la actitud de cientos de argentinos.

“Es la filosofía de Titanic. Sálvese quien pueda. Porque cuando pasó de Brasil a Buenos Aires tenía que hacer cuarentena. A él lo dejaron ir porque confiaron y porque dijo que se iba a la casa de la mamá. Y lo acompañaron. Pero el pedazo de hijo de puta se va a la costa”, completó el conductor indignado. Cabe resaltar que el periodista se encuentra haciendo “Intrusos” desde la modalidad home office.