“No me habla” ¡El dramático momento de Daniel Osvaldo con su hijo Momo en plena cuarentena!

Daniel Osvaldo.

El futbolista se encuentra respetando el aislamiento obligatorio sin Morrison.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/03/25/no-me-habla-el-dramatico-momento-de-daniel-osvaldo-con-su-hijo-momo-en-plena-cuarentena/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-25T10:56:07-03:00">marzo 25, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-25T10:56:08-03:00">marzo 25, 2020</time></a>

Desde que el coronavirus fue catalogado como una pandemia por la Organización Mundial de la Salud, el Estado argentino tomó una serie de recaudos para prevenir que la enfermedad se propague sobre nuestro suelo. Jimena Barón se encuentra realizando el aislamiento obligatorio con su hijo Momo. Sin embargo, el nene está viviendo una situación atípica con su papá Daniel Osvaldo.

El futbolista, que se comunica con Morrison por Skype, llamó a su hijo pero la comunicación no terminó de la mejor manera: “Se enojó porque le gané al piedra, papel o tijera. Ahora no me habla. Mamá, entrá vos, pero la cámara no, dice. Jajaja”, explicó el excantante a través de su cuenta de Instagram. Cabe resaltar que el nene tiene un carácter muy parecido a su padre.

“Momito no me habla ahora. Está re enojado. Dice que le hice trampa porque le llegaba tarde la imagen y dice que yo sacaba la mano después. Está re enojado. Los audios no se escuchan. No sé por qué cuando grabás la pantalla, no se graba el audio. No es que lo subo sin audio. Sería genial que escuchen. ¡Se pegó una calentura! ¡Qué chabón calentón! No sé a quién sale, la verdad”, agregó Osvaldo.

Jimena Barón reveló su plan maestro para “despegarse” de su hijo en cuarentena

No todo es color de rozas para la mediática, ya que no “tolera” estar todo el día acompañada de su hijo Momo. Jimena contó a través de un video que publicó en sus redes sociales su plan maestro para “despegarse” del nene en plena cuarentena: “A mí me pasa con esta criatura de Dios, y no sé si le pasa a otra mamá o papá, es que mi hijo se me pega, me copia el horario”, comenzó relatando.

“Entonces, yo me levanto, él se levanta; yo me duermo, él se duerme, tipo 2 de la mañana. ¡No me queda ningún horario ‘de adulto’!. Desde que esto empezó, no vi una sola película para grandes, no pude ver el noticiero más que con el teléfono, y no pude… otras cosas”, agregó Jimena indignada, ya que no cuenta con el suficiente tiempo libre para ella.