Carmen Barbieri y Fede Bal

“Papá va a la cabeza”: El emotivo posteo de Carmen luego de ver las fotos de Fede Bal en la clínica

Carmen Barbieri y Fede Bal

La actriz le envió todas sus fuerzas a su hijo en un día muy fuerte para él.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/03/25/papa-va-a-la-cabeza-el-emotivo-posteo-de-carmen-luego-de-ver-las-fotos-de-fede-bal-en-la-clinica/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-25T16:54:39-03:00">marzo 25, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-25T16:54:41-03:00">marzo 25, 2020</time></a>

Son momentos realmente muy duros los que tiene que atravesar Carmen Barbieri, luego de que su hijo, Fede Bal, confesara a través de sus redes sociales que padece cáncer de intestino. Después de algunas semanas, finalmente el joven actor comenzó con su tratamiento en el Instituto Fleming de Buenos Aires, y se mostró más optimista que nunca.

En un día muy fuerte para él, decidió compartir las imágenes en su cuenta de Instagram y como era de esperarse, recibió los emotivos menajes de su madre, quien lo acompaña en todo momento. “OTRA BATALLA”, sostuvo primero, y luego hizo hincapié en la presencia del padre de Fede, Santiago, quien murió a fines de 2019.

“¡Claro! ¡Tenés razón! ¡Papá 😇 va a la cabeza de esta batalla! La cual vamos a ganar🙏”, sostuvo la reconocida actriz, bailarina y comediante en uno de los comentarios que dejó debajo de las fotos, mientras en su propia cuenta compartió la publicación de su hijo con la canción de Queen: “We are de champions”.

El posteo de Fede

“Día 1. La máquina de rayos. Fernando, el técnico. El instituto Alexander Fleming. Comienzo este proceso y lo comparto con ustedes, para sacarles miedos, dudas e inquietudes. Van a ser 6 largas semanas, pero les cuento que no duele nada. Son unos 10 minutos donde la máquina gira y es como una tomografía computada. Fernando un copado que me dio confianza y tranquilidad”, sostuvo el actor.

“Mientras los rayos se aplicaban me enseñaron a visualizar como un ejército de diminutos soldados que entran por esos rayos invisibles con el objetivo de eliminar el tumor. Yo les puse rangos, caras y hasta los vi con un uniforme celeste y blanco. Y no pude evitar ver a mi viejo, desde algún lugar elevado, como dirigiendo a ese escuadrón. Estoy muy bien, confiado y con más fuerzas que nunca. Gracias por el cariño y el apoyo de siempre”, manifestó Fede Bal.

View this post on Instagram

Día 1. La máquina de rayos. Fernando, el técnico. El instituto Alexander Fleming. Comienzo este proceso y lo comparto con ustedes, para sacarles miedos, dudas e inquietudes. Van a ser 6 largas semanas, pero les cuento que no duele nada. Son unos 10 minutos donde la máquina gira y es como una tomografia computada. Fernando un copado que me dio confianza y tranquilidad. Mientras los rayos se aplicaban me enseñaron a visualizar como un ejército de diminutos soldados que entran por esos rayos invisibles con el objetivo de eliminar el tumor. Yo les puse rangos, caras y hasta los vi con un uniforme celeste y blanco. Y no pude evitar ver a mi viejo, desde algún lugar elevado, como dirigiendo a ese escuadrón. Estoy muy bien, confiado y con más fuerzas que nunca. Gracias por el cariño y el apoyo de siempre.

A post shared by Federico Bal (@balfederico) on