El desesperado pedido de Anamá Ferreira a Alberto Fernández: "Por el amor de Dios"

La ex modelo está muy preocupada y decidió acudir directamente al Presidente de la Nación.

La situación en Brasil respecto al coronavirus es crítica. El presidente Jair Bolsonaro pidió que la gente haga vida normal y levante la cuarentena definitivamente, sin escuchar las recomendaciones de la OMS o la ONU. Desde aca, Anamá Ferreira ve lo que está pasando con su país natal y se lamenta por no poder ayudarlos. La ex modelo presume que la cantidad de muertos elevará considerablemente si su mandatario no hace algo al respecto.

Al comparar el pensamiento de Bolsonaro con el de Alberto Fernández entiende que la actitud del argentino es la correcta y por eso decidió acudir directamente a él para hacerle un desesperado pedido. “Sr. Presidente, por favor le pido por amor a Dios que hable con Jair Bolsonaro. Por favor, para explicarle la gravedad del coronavirus. Mi país está a la deriva, los muertos serán demasiados. Los mas pobres siempre pierden. Llámalo, lo va a escuchar”, le dijo Anamá a través de su cuenta de Twitter.

La solicitud la escribió luego de que escuchara que Brasil lleva más de 2200 contagiados y que Bolsonaro levantó todas las medidas de prevención. “Algunas autoridades estatales y locales deben abandonar la prohibición del transporte, el cierre del comercio y el confinamiento masivo. Lo que está sucediendo en el mundo ha demostrado que el grupo de riesgo es el de las personas mayores de 60 años. Entonces, ¿por qué cerrar las escuelas?”, dijo en un discurso Jair.

“Lo que están haciendo en Brasil algunos pocos gobernadores y algunos pocos alcaldes es un delito. Están reventando a Brasil, están destruyendo empleos. Y esos tipos que dicen ´ah, la economía es menos importante que la vida’. Tontos, no disocian una cosa de otra. El virus ha llegado y pronto pasará. Nuestra vida tiene que continuar. Los trabajos deben mantenerse. Se debe preservar el sustento de las familias. Debemos, sí, volver a la normalidad”, agregó.

Luego, con clara intención de preservar la economía por encima de la salud de los trabajadores, Bolsonaro expresó: “Hay que poner el pueblo a trabajar. Preservaremos ancianos y a aquellos que tienen problemas de salud. Pero de lo contrario la economía colapsará y el caos estará ahí, en nuestra cara. Lo importante son los adultos mayores. Ellos deben quedarse en sus casas mientras el resto puede salir”.

Compartir en: