Juan Minujín.

“Entrené” ¡Lo confesó! ¡Juan Minujín reveló su secreto para interpretar al Bergoglio!

Juan Minujín.

El intérprete dio a conocer nuevos detalles sobre su rol más importante hasta el momento.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/03/26/entrene-lo-confeso-juan-minujin-revelo-su-secreto-para-interpretar-al-bergoglio/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-26T01:29:00-03:00">marzo 26, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-26T01:29:02-03:00">marzo 26, 2020</time></a>

Juan Minujín, destacado actor argentino, protagonizó varios roles icónicos a lo largo de su carrera. Recientemente se puso en la piel de Bergoglio antes de que se convirtiera en el Papa Francisco. El artista representó al máximo exponente de la Iglesia Católica en la película de Netflix titulada “Los dos papas”. La ficción mencionada le brindó mayor alcance a nivel mundial.

Sobre su experiencia en el largometraje, el actor declaró: “De entrada me pareció un personaje atractivo por la cantidad de contradicciones que tiene él en su historia, tiene momentos muy controversiales en su actuación en la historia Argentina. Tenía intriga por dónde iba a ir el guión para contar eso”.

“Me hubiera dado mucha pena que el guion fue muy pro Bergoglio”, reconoció Minujín. Por el contrario, descubrió que el guión de “Los dos papas” “resaltaba las partes humanas pero no dejaba de lado las contradicciones”. Sobre su preparación para el complejo rol, explicó: “Entrené con un cura jesuita y entreviste a muchas personas que trabajaron con Bergoglio”.

La vida de Minujín antes de la fama

Recientemente el hombre confesó que empezó en el mundo de las artes como estatua viviente. Sobre esa experiencia, recordó: “Llegué a Londres y había muerto Lady Di hacía pocos días, la ciudad estaba de luto y estaba todo cerrado. A los diez días vino mi papá a visitarme. Yo no había trabajado de estatua viviente, solo tenía el traje”.

Para darle más color a su anécdota el intérprete agregó: “El primero que me puso una moneda fue mi papá. A la noche había ganado 40 libras. Daba clases de teatro, animaba fiestas, lo que venga. Como había mucho turismo, cada 20 segundos alguien ponía una moneda y me podía mover. Pero trabajar en la calle no es fácil, es un ambiente complicado, y eso que era Londres”.