Fede Bal

¡Fede Bal reveló cuáles son sus principales preocupaciones debido al cáncer!

Fede Bal.

El actor fue completamente honesto sobre la etapa que atraviesa.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/03/26/fede-bal-revelo-cuales-son-sus-principales-preocupaciones-debido-al-cancer/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-26T14:05:23-03:00">marzo 26, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-26T14:05:24-03:00">marzo 26, 2020</time></a>

El pasado 9 de marzo, Federico Bal (30) reveló a través de su cuenta oficial de Instagram que tiene cáncer en el intestino, por lo que debió comenzar con un tratamiento que incluye quimioterapia. De hecho, ayer, el actor compartió una foto de su primer procedimiento para luchar contra la enfermedad y expresó en un largo texto qué sintió en aquel momento.

En ese contexto, en Los Ángeles de la Mañana, Maite Peñoñori reveló que tuvo una conversación con el joven y se enteró de cuáles son las principales preocupaciones que tiene. “Ayer hablé con Fede. La primera preocupación de él era Carmen, cómo iba a tomar todo esto. También sintió muy presente al papá”, señaló la notera, quien actualmente tiene un lugar en el panel debido a las grandes ausencias.

Luego aseguró que el hijo de Carmen Barbieri y Santiago Bal había pensado en un momento alejarse de las redes sociales pero terminó encontrando un objetivo muy noble para seguir allí. “Él se quería ir de las redes, pero decidió, sus amigos lo incentivaron bastante, plantarse, mostrar y sacarle un poco el miedo a la palabra rayos y al proceso (para combatir el cáncer)”, concluyó Peñoñori.

¿Qué contó Fede Bal sobre el primer tratamiento?

El intérprete publicó una foto del momento en el Instituto y escribió: “Día 1. La máquina de rayos. Fernando, el técnico. El instituto Alexander Fleming. Comienzo este proceso y lo comparto con ustedes, para sacarles miedos, dudas e inquietudes. Van a ser 6 largas semanas, pero les cuento que no duele nada. Son unos 10 minutos donde la máquina gira y es como una tomografía computada”.

“Mientras los rayos se aplicaban me enseñaron a visualizar como un ejército de diminutos soldados que entran por esos rayos invisibles con el objetivo de eliminar el tumor. Yo les puse rangos, caras y hasta los vi con un uniforme celeste y blanco. Y no pude evitar ver a mi viejo, desde algún lugar elevado, como dirigiendo a ese escuadrón”, confesó y concluyó Bal. ¡Muy valiente!