"Me cuesta un poco, pero estoy poniéndole mucha garra": La revelación de Lizy Tagliani

La conductora y actriz está realizando una actividad inesperada.

Lizy Tagliani está pasando por uno de los mejores momentos de su vida. Además de estar en pareja con Leo Alturria, la intérprete conduce “El Precio Justo, por Telefe, mientras que recientemente finalizó su actuación en la obra “Los Bonobos“, que se estrenó semanas atrás. Asimismo, como se contó ayer, la reconocida peluquera comenzó a estudiar abogacía.

“Quería contarles que con ayuda académica (me enseño básicamente cómo estudiar) del doctor Fernando Burlando, comencé, hace unos meses ya, la carrera de abogacía en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y pase bien el ciclo de ingreso. Lo que una estudia no te lo quita nadie en la vida, lo aprendí con la peluquería, donde con tanto esfuerzo y sacrificio logré salir adelante. Y quiero que sepan que opté por una universidad estatal, pública. La misma educación con la que crecí. Quiero agradecer las felicitaciones de Jorge Lanata y, especialmente, a Marina Calabró. Besos a todos, y quédense en sus casas”, reconoció horas atrás.

Luego de detallar mediante sus redes sociales acerca de cómo se dio su acercamiento al Derecho, Lizy compartió una imagen en la que está estudiando para sus primeros exámenes. “Hoy todo el día estudiando… ¡Voy por el 10 para el primer parcial, jajajaja! Me cuesta un poco estudiar en modo virtual, pero estoy poniéndole mucha garra”, manifestó la actriz.

A raíz de la publicación, distintos usuaros en las redes interactuaron con Tagliani. “¡Como egresada de la Universidad de Lomas de Zamora te aliento y te felicito! Estudié con un hijo afuera y otro adentro de la panza, con miles de cosas en contra. Y si yo pude, te aseguro que vos también. El acto de rebeldía más grande es estudiar. Avanti”, le respondió Antonella, egresada de la Universidad de Lomas de Zamora.

Rápidamente, Lizy le contestó: “¡Gracias! Amo esa facu porque me crié en Adrogue y soñaba con tomar el 406 para ir a la facu. Tuve que trabajar todo el día; la vida me llevó por otros caminos, y ahora iré en auto gracias a Dios. Pero cuando me decidí, me acordé de esa ilusión que tenía”.

Compartir en: