"Me puse a llorar porque no lo podía creer": Sol Pérez se quebró al relatar el mal momento que pasó

La ex chica del clima abrió su corazón al contar un episodio que la estremeció.

Todas las mañanas Sol Pérez debe ir a trabajar pese a la cuarentena obligatoria. Es que la mediática está exenta del aislamiento social debido a que conduce un programa radial, lo que se considera esencial como medio de comunicación. Sol hace Show Attack junto a Mariano Pavón y Mónica Neffke por Radio Latina, y diariamente sale de su casa, se sube al auto y va hasta donde se encuentra la emisora.

Sin embargo el miércoles 25 le costó muchísimo llegar debido a los controles de seguridad que el Gobierno nacional colocó en los accesos a capital. “Se terminó el fin de semana largo y la gente decidió volver a las casas, porque la cuarentena para muchos son vacaciones”, comenzó diciendo Pérez en un picante descargo que hizo en la radio. ” En uno de los controles se juntaron como mínimo 300 autos. Un desastre todo”, continuó la rubia.

“Vi a policías pidiendo por favor que los dejaran pasar porque tenían que ir a sus trabajos. Una policía me dijo: ‘Van a llamar al 911 y no va a atender nadie porque estamos todos acá, sin poder pasar’. De esos 300 autos, no eran todos policías, ni médicos, la mayoría venía de su finde largo, porque ayer tomé la misma ruta para venir para acá. Pero era lunes feriado y todavía les quedaba un día más de vacaciones. Entonces toda esa gente no había decidido volver”, agregó Sol comenzándose a quebrar recordando lo ocurrido.

“Nos jode la vida a todos los que tenemos que venir a laburar, a los que venimos a hacer un servicio, a informar… Me parece que tienen que tener más paso los médicos, los policías y última yo. Mientras tanto estaban haciendo la misma cola los que iban al supermercado, los que volvían de vacaciones a sus countries o sus casas de fin de semana. Me tienen las pelotas infladas. Estoy harta de lo mierda de personas que somos”, sumó sin medir su exabrupto debido a su enojo.

Y por último se mostró a corazón abierto. “Me puse a llorar porque no lo podía creer, este país así no va a ningún lado. Somos malas personas, no nos interesa que el policía tenga que ir a cumplir su tarea, no nos importa que el médico tenga que ir a laburar. Lo único que interesa es volver de las vacaciones. Total no hay tantos casos, total de mi familia y mis conocidos no hay nadie enfermo. Déjense de joder, dejen ir a la gente a laburar, a los que son esenciales”, cerró Sol.

Compartir en: