Solita Silveyra.

“Me salvaron la vida”: Solita Silveyra realizó una confesión sobre su cuarentena

Solita Silveyra.

La actriz se pronunció sobre el aislamiento preventivo obligatorio impuesto por el gobierno.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/03/26/me-salvaron-la-vida-solita-silveyra-realizo-una-confesion-sobre-su-cuarentena/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-26T12:49:10-03:00">marzo 26, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-26T12:49:11-03:00">marzo 26, 2020</time></a>

Días atrás, a raíz de la rápida propagación del coronavirus en todo el mundo, el Estado argentino comenzó a tomar recaudos por lo que se decidió dictar el aislamiento preventivo obligatorio. Solita Silveyraquien se encuentra respetando la cuarentena obligatoria, dialogó con “Los Ángeles de la mañana” sobre cómo afronta este delicado momento por el que pasa el país.

“A los mayores de 60 nos mandaron a nuestras casas. Ahí me llamo Baltazar, mi hijo mayor, y me dijo que vaya a su casa. Mi nieta cumplía doce años y me moría si no podía verla, lloré toda la semana por no estar con ella, ja. Gracias a dios Baltazar me llamó y me dijo: ‘No te quedes sola en el departamento y venite a casa’. Me salvaron la vida”, empezó contando la actriz.

En cuanto a las medidas de prevención, Solita confesó: “Nunca usé tanta lavandina, nunca lavé tanto. Estamos todos colaborando. El pobre Balta está con cinco mujeres, pero mi nuera armó un cronograma para tener en claro quién realiza cada tarea en los distintos días y se hace todo muy práctico.

Posteriormente, Silveyra dio detalles de las actividades que realiza durante esta cuarentena. “Hacemos yoga a la mañana, gimnasia a la tarde. Yo estoy fumando muchísimo menos, porque desgraciadamente volví a fumar. Pero con el trabajo que está haciendo Clarita, mi nieta menor, que me hace sentir mal y me dice de todo, estoy portándome bien, ja. En ese sentido, es positivo”, detalló.

Finalmente, la oriunda de Buenos Aires hizo una profunda reflexión sobre la delicada situación que se vive en Argentina y en el mundo. “Por otro lado, a mis compatriotas, quiero decirles que me siento muy orgullosa. Algunos no, obvio, pero la mayoría me conmueven y me hacen muy bien. El comportamiento de la gente es ejemplar. Hablo con gente muy humilde, que está en barrios muy populares y me dicen que la gente se porta maravillosamente bien. Tenemos cuarenta mil personas que se portaron mal y que no piensan en el otro. No me gusta calificar, tenemos que ser conscientes del otro. Salimos a aplaudir a los médicos, pero hay mucha gente que merece los aplausos. La gente que recoge la basura. Por favor, vecinos, pónganle lavandina a las basuras. Las personas que trabajan en supermercados, en negocios. Las fuerzas de seguridad. Se merecen todo el respeto”, cerró.