Enrique Pinti.

“Se vienen las venganzas” ¡Pinti y una visión complicada sobre la Argentina después de la pandemia!

Enrique Pinti.

El actor sostiene que van a ver varios conflictos en algunos meses.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/03/26/se-vienen-las-venganzas-pinti-y-una-vision-complicada-sobre-la-argentina-despues-de-la-pandemia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-26T01:10:26-03:00">marzo 26, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-26T01:14:23-03:00">marzo 26, 2020</time></a>

Enrique Pinti es uno de los tantos famosos que se pronunció sobre la situación actual y cómo la está viviendo. Sin embargo contó que más allá del encierro está teniendo algunas complicaciones de salud. “El problema que tengo es que por la diabetes soy insulinodependiente. Con la insulina no hay drama porque te la tienen que dar gratis, el tema son unas tiritas de plástico que se venden en todos lados y sirven para colocarlas en el indicador de insulina, algo totalmente necesario”, empezó diciendo.

“Yo me mido la insulina tres veces al día. Y esas tiritas de plástico estaban a 1200 pesos y las subieron a 4900. ¡No tienen vergüenza! Las tengo que comprar igual. Yo no tengo problemas económicos, pero si esto sigue tres o cuatro meses más, no sé…”, explicó y se lamentó por la situación que tiene que pasar algunos, por las vivezas de otros en este momento de crisis.

Por otra parte, el actor criticó a aquellos que no acatan las palabras del presidente. “El poder de decisión del ser individual es terrible. Yo puedo tener mi poder de decisión y mi libertad individual pero para otro tipo de cosas, no para esto. Alguien puede decir ‘yo estoy en contra del aborto’ y yo puedo decir ‘quiero el aborto’ porque me parece que es una libertad individual y, en todo caso, me jodo yo. Es algo individual. Pero acá todo se multiplica por ser una pandemia absolutamente planetaria” 

“En otro contexto es un problema egocéntrico y narcisista, pero en estos momentos es un crimen. Realmente es un delito de falta de humanidad, conciencia y hermandad”, sostuvo y agregó que ve con buenos ojos las medidas que tomó el gobierno de Fernández. “Nosotros venimos con varias “ventajas”, entre comillas, porque esto no tiene ventajas. Es un lugar común decirlo: nos tocó en pleno verano, y tuvimos la posibilidad de ver lo que pasaba allá en Europa”.

“Me parece que acá estamos haciendo las cosas bien. La actitud ha sido bastante buena. El presidente es un hombre prudente, te guste o no te guste, y lo que necesitamos es no volvernos locos. Este hombre por ahí larga un “estos pelotudos”, pero llega hasta ahí. Si hubiera estado Cristina la cosa era distinta. Ella hubiera sido más enérgica, más insultante, histérica, de agarrarse los pelos. Lo bien que hace al no haberse pronunciado. Evidentemente la estrategia tiene que ser esa: que hable una persona tranquila, prudente y sensata. Ella es una mujer muy inteligente pero la soberbia la mata, y la vehemencia es terrible.

En el caso de Alberto Fernández, él es la cara visible de un Estado y hace una buena dupla con Horacio Rodríguez Larreta, que también es un hombre prudente. Lógicamente, la grieta se va a volver a abrir cuando esto se supere. Y se vienen las venganzas: “Me callé la boca por esto, pero ahora que se terminó te puedo mandar a la mierda porque hiciste esto, esto y esto”. Pero por lo menos es una tregua muy grande y es algo que le hace muy bien a todos, sobre todo a los más jóvenes, porque ellos han nacido prácticamente con la grieta”, concluyó.