Baby etchecopar

“¿Volveré a ver el agua transparente, los pececitos de colores?”: Baby Etchecopar y un duro mensaje

Baby etchecopar.

El conductor decidió abrir su corazón.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2020/03/26/volvere-a-ver-el-agua-transparente-los-pececitos-de-colores-baby-etchecopar-y-un-duro-mensaje/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-26T15:46:02-03:00">marzo 26, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-27T07:05:08-03:00">marzo 27, 2020</time></a>

Es uno de los periodistas más polémicos de la televisión argentina. Baby Etchecopar no deja a nadie indiferente con sus fuertes comentarios y sus críticas despiadadas. Sin embargo, esta vez y en medio de la pandemia de coronavirus, decidió dirigirse hacia todos los televidentes a través de su programa en A24, donde fue muy directo.

“A mí no me gustaba viajar y de repente comencé a viajar mucho y ver las cosas de una manera distinta. Digo esto porque me quedé con las fotos del alma, qué triste es la prisión domiciliaria , hay que hacerlo, hay que estar en casa, pero estamos todos presos. Ahora que sabemos lo duro que es no poder salir en libertad y lo duro que es estar adentro. Uno está esperando ir a laburar para salir afuera”, sostuvo.

“Nos peleamos entre nosotros, somos unos bol… Todos estos inconscientes, locos, inservibles, inútiles, que con toda la plata que tienen no pueden hacer una pastilla. Vengo a hablarles de corazón, a veces cierro los ojos y me pregunto: ¿Volveré a ver el agua transparente, los pececitos de colores, el cielo azul?”, se preguntó angustiado.

El descargo continuó

“Lo peor no empezó todavía, ni siquiera arrancó. Yo pedí que todos los días mostremos un lugar del mundo, porque el mundo es tan lindo y nosotros somos tan idiotas. Nosotros le pegamos a la tierra, la tierra tan hermosa, tan bella. Espero que usted cierre los ojos y vea los lugares en donde estuvo. Hace veinte días uno se reía y preguntaba ‘Qué hacemos mañana'”, manifestó Baby Etchecopar.

El periodista se mostró realmente consternado por lo que sucede. “Hoy no se puede hacer, hoy se nos terminaron las cosas más esenciales. Perdimos la capacidad de ser felices porque hay un virus. El mundo perdió la capacidad de ser feliz. Hicimos mierd… todo. Y ahora nos quejamos de este virus. A lo mejor es mentira que un chino se comió un murciélago, a lo mejor haciendo una prueba para ver cómo cag… a otro país, se les escapó algo. Ellos prueban permanentemente”, analizó.