"Callarlo toda mi vida no sirvió de nada" ¡Gastón Trezeguet y una fuertísima confesión!

El exparticipante de Gran Hermano realizó una reflexión dolorosa.

Gastón Trezeguet fue integrante del primer Gran Hermano que se realizó en la Argentina y que, sin dudas, fue de las ediciones más polémicas. Si bien no consiguió quedarse con el primer puesto en el programa, su nombre quedó instalado en el público que siguió el ciclo. A casi veinte años de su aparición en la pantalla chica, decidió dar un volantazo en su carrera, y ahora se encarga de la producción televisiva.

El lunes 27 de abril, Trezeguet compartió en su cuenta oficial de Twitter una profunda reflexión sobre los temas que tuvo que sobrellevar a lo largo de su carrera: sussexualidad, el conflicto con las drogas y el miedo que le representaba afrontar sus debilidades. Sus seguidores le enviaron mensajes de afecto y destacaron su valentía para contar sus problemas en una red social tan leída.

El origen de todos mis problemas tales como el alcohol y las drogas fue una impotencia sexual psicológica. Todo, absolutamente todo lo que me pasó en la vida fue por no enfrentar ese problema. Espero que alguna vez se hable más en los medios y en todos lados sobre la impotencia sexual masculina. Sentís que te vas a quedar toda la vida solo, sentís que sos incapaz de amar, que estás destinado a la soledad eterna”, agregó muy conmovido por lo que estaba expresando.

Por último, el productor cerró su descargo diciendo: “Y si hablo es porque tengo la esperanza que este grito de verdad me ayude en alguna forma a remediarlo. Porque evidentemente callarlo toda mi vida no sirvió de nada”. Su texto tuvo cientos de me gustas y otros tantos comentarios de sus fans. “Sos muy valiente a contar tan a detalle lo que te sucede”, “Nunca estás solo, siempre hay personas que te pueden ayudar a afrontar tus miedos”, “Sos muy talentoso y tenés todas las cualidades para triundar”, fueron algunas de las respuestas que le dejaron.

Recordemos que hace dos años atrás, Gastón se animó a contar que era portador de VIH y se encargó de hacer mención sobre lo poco que se habla en la televisión de este tema. “Cuando me enteré, le tuve más miedo al rechazo que a la muerte. Una tarde, en mi departamento, me largué a llorar sin parar. Llamé por teléfono a mis padres y a mis dos hermanas y les conté que tenía HIV: vinieron todos corriendo a casa. Mis viejos están separados desde que tengo siete años y esa fue la última vez que los vi a todos juntos, uniéndonos en un abrazo. Fue bueno sentirme apoyado”, concluyó.

Compartir en: