Mauricio Asta debutó en el programa de Carina Zampini y ya se chicaneó con el resto del jurado: mirá el video

El reconocido pastelero tuvo algunos roces con Christian Petersen y Felicitas Pizarro.

El gran premio de la cocina” tuvo un importante debut en su jurado. Se trata nada menos que de Mauricio Asta, quien al poco tiempo dejó en claro que su voz se va a hacer escuchar cada vez que haga una devolución para los participantes. El reconocido pastelero se sumó al programa conducido por Carina Zampini junto con Felicitas Pizarro y Christian Petersen y en su primer día ya se chicaneó con la cocinera y el sommelier.

Así quedó en claro por ejemplo cundo Lucía presentaba un plato de pasta con salsa y enseguida salió a la luz el carácter del nuevo jurado. “Para mí novedoso en este plato no hay nada. Vos fallaste cuando te presentamos hoy. ¿Dónde viste una boxeadora que no pegue? ¿Que no sea competitiva? Ser competitivo no significa no ser buena gente ni buen compañero. Te invito a dar la pelea”, le enfatizó Christian a la participante.

“Para mí tu espíritu no está mal de querer ser una buena compañera. Ahora, primero una buena cocinera, porque acá no veo innovación, no veo mucha técnica tampoco. En este plato no veo nada interesante. No me gusta decírtelo, pero es real: ni la salsa está bien lograda, los pedacitos de salame, no tiene nada que ver con nada. O sea que no hay innovación, ni tampoco hay buenas técnicas”, le criticó, por su parte, Felicitas.

“Chicos, siento que…”, empezó diciendo Mauricio y enseguida le fueron al hueso. “Ay, Mauri, ya me estás dando miedo…”, bromeó la conductora. “Es el primer día Mauri, aflojá“, le solicitó también Petersen en tono de broma. “¡Lo que nos espera con el tercer integrante del jurado! ¡Este trío va a hacer estragos!”, acotó además Carina, visiblemente entusiasmada con la incorporación para el ciclo de cocina de las tardes de El Trece.

“Pero me estás diciendo algo totalmente diferente a lo que pienso yo. Está bien Feli, tantos años de amistad, ¿adónde los vamos a dejar? Yo pienso que, en el día donde la originalidad tiene que estar presente, ese paso que hiciste, que dejaste los platos, fuiste a buscar el queso, que lo pusiste en una sartén… ¿Qué restaurante da el queso en una sartén, que es grande, bueno, pero chiquitita? ¡Es la originalidad! ¡Arte, arte, arte! ¡Amor! Me encantó. La originalidad, no te diste cuenta y apareció. A mí me llamó la atención, me gustó, para mí está bárbaro”, remarcó Mauricio al desafiar a sus compañeros.

Compartir en: