El delicado momento que vive Andrea Estévez en aislamiento: "Empecé con ataques de pánico"

La actriz fue una de las invitadas al programa de Andy Kusnetzoff.

En la jornada de ayer, la cuarta temporada de “PH Podemos hablar“, conducido por Andy Kusnetzoff, tuvo un nuevo programa al aire. La cena contó con invitados de lujo: Nicolás RieraGustavo Sylvestre, Sol Pérez, Abel Pintos y Andrea Estévez. En uno de los momentos de la velada, la última de las intérpretes mencionadas sorprendió a todos al confesar algunos aspectos de sus días en cuarentena.

“Meses atrás, los diez días de nacida mi hija descubro una infidelidad, seguida de una cantidad de mentiras increíble, como que me estaban abriendo los ojos por todos lados. Esperé los tres primeros meses porque no podía sacar a mi hija del país. Por suerte estaban mis papás, que se iban a ir a los diez o quince días y se quedaron casi hasta el final de mi estadía. Dije ‘regreso a la Argentina’. En ese momento no me había separado pero estábamos en crisis, con una hija de por medio. Él no volvió nunca más hasta el día de hoy. A su hija no la ve hace un año y ocho meses”, lamentó sobre su situación actual.

Sin embargo, eso no fue lo único, ya que días después de su arribo al país, el padre de su hija contrajo matrimonio con otra mujer. “En ese momento él quiso recomponer la relación a la distancia, pero hace poco me enteré de que se casó seis días después de que yo me volví. Me enteré por los medios. Conocía a la persona con la que se casó porque habíamos compartido comidas y ella estaba con su novio de cuatro años al lado. Así que es como raro. Tal vez se casó por una cuestión de papeles. Todo puede ser, no lo sé. Pero no tengo un padre presente para mi hija, ni económica ni físicamente. Aporta un mínimo”, puntualizó la actriz.

Asimismo, Andrea perdió a su padre este año, algo que derivó en ataques de pánico a raíz de la complicada situación que le toca vivir. “Todo eso, más la pérdida de mi viejo hicieron que esté pasando un momento difícil. Digo que estoy pasando el momento más difícil de mi vida pero soy una mujer positiva y le tiro para adelante. Le meto para seguir. No estoy en un momento de paz. Estoy en mi casa con mi nena y mi mamá, vivíamos juntas pero fue el encierro más el fallecimiento de mi papá y su ausencia, que empecé a tenerle miedo a la muerte a tal punto que a los diez días de que comenzara el aislamiento total empecé con ataques de pánico. Tuve tres ataques de pánico, nunca había tenido, es horrible“, declaró.

“Jamás me había pasado, no entendía lo que era. Pero es el miedo a la muerte. Sentía que estaba contagiada, me faltaba el aire. ‘Seguramente me contagié’, decía. Me tomaba la fiebre tres veces por día. Hace ya semanas que no… Uno se empieza a acostumbrar. Pero tuve miedo a la muerte y por mis seres queridos“, sumó Estévez, visiblemente emocionada.

Compartir en: