"No hay oportunidades, no hay acceso": La dura reflexión de Costa sobre su pasado

La panelista de "Cortá por Lozano" y "El Club del Moro" se pronunció sobre un aspecto muy delicado de la actualidad.

El Club del Moro” es uno de los ciclos radiales más destacados de nuestro país. Bajo la conducción de Santiago del Moro y la presencia de panelistas muy importantes en los distintos rubros, el programa se convirtió en uno de los más escuchados de Argentina. En una entrevista con “Teleshow”, Costa, una de las personalidades que forma parte del ciclo, se pronunció sobre su duro pasado, al ser discriminada por ser una chica trans.

“Lo que viví me dejó la alegría de valorar todo mi recorrido y la responsabilidad de estar donde estoy y poder ayudar a la gente que lo necesita. De mi círculo íntimo, mis compañeros artistas y amigos cercanísimos y a las chicas trans. Cerca de casa hay un hotel que lo fueron habitando de a poco y pude darles una mano. A lo mejor la gente dice: ‘Son prostitutas’. ¿Pero para qué las preparó esta sociedad si no es para eso?“, empezó diciendo la comunicadora.

En la misma línea, la artista agregó: “Es una realidad muy difícil, no hay elección ahí. La gente cree que porque estamos Lizy Tagliani y yo en los medios, tan populares, amadas y adoradas, ya está. Y no está nada. Ojalá las chicas no tuvieran que estar en la calle, pero no tienen otro medio de subsistencia, no hay oportunidades, no hay acceso. Tampoco ellas están preparadas para muchas cosas. Una de las chicas está con prisión domiciliaria: está presa por pobre y por travesti, no por otra cosa. Ella se vino de Salta a los 12 años y se empezó a prostituir. ¿Esa chica pudo estudiar? No, no pudo”.

Además, Costa reveló que, en el pasado, estuvo en la cárcel. “Estuve presa, y con mucho orgullo. Por travesti, nada más ni nada menos. He sido demorada cuando andaba de acá para allá con los shows. Fui presa por defender a otras compañeras que se estaban llevando injustamente, por resistencia a la autoridad, pero esas cosas no las cuento. No está bien lo que digo, pero me parece que son parte de la anécdota. Pero una vez volvía de trabajar y me paró la Policía, me revisaron el auto sin testigos ni nada y me llevaron. Estuve un día en la Comisaría 50 de Flores, y después me llevaron a declarar en Tribunales. Ahí me enteré, después de más de 24 horas detenida, que estaba presa porque habían robado una librería y me agarraron a mí como la campana del robo. La policía que me detuvo se quedó con la plata que tenía encima, porque venía de trabajar, y con la plata del chico que había robado la librería”,sostuvo.

A raíz de su dura historia, la panelista de “Cortá por Lozano” y “El Club del Moro” colabora con lo que puede con aquellas personas que sufren como lo hizo ella. “Terrible. Pero para nosotras está en el ADN y es un horror que sea así. Por eso, desde mi lugar, volviendo a la pregunta que me hiciste antes, me agradezco y me felicito porque nunca tuve que vivir de esa manera. Yo pude, pero eso no quiere decir que puedan todos. Acá no se aplica la meritocracia, a las chicas les faltan oportunidades”, sentenció.

Compartir en: