"Me voy a tener que cuidar de por vida", Laura Fidalgo y su relato más crudo en medio de la cuarentena

La bailarina dio detalles de la enfermedad que contrajo.

Laura Fidalgo sorprendió a todos al revelar que contrajo dengue en plena cuarentena por la pandemia que tiene de rodillas a todo el mundo. “Es horrible y hay que darle mucha difusión. Se habla del coronavirus, pero también hay que hablar del dengue. Yo ya estoy en el día 14, pero es terrible lo que estoy pasando”, manifestó la exjurado del “Bailando por un sueño” en una entrevista con el programa “El show del problema”.

“Un día tuve que ir de urgencia a buscar unos papeles a mi escuela (de danza). Estaba acelerada y me compré una hamburguesa. Nunca en la vida compro hamburguesa, pero estaba apurada. Ese día me sentí mal, pero pensé que era algo momentáneo. Al otro día tomé sol y no me puse repelente. Volví a tener náuseas más intensas. Yo pensé que eran náuseas porque me había caído mal la hamburguesa”, sostuvo la bailarina de 45 años.

“Creí que me había intoxicado. Después tuve fiebre y más síntomas. Ahí llamé al médico y charlé telefónicamente. Nunca pensé en que podía tener coronavirus ni dengue, pensé que estaba intoxicada. Pero como seguía con fiebre, al tercer día me mandan una chica, que me dice que lo que tengo podía ser dengue. Fue terrible. Los dolores son terribles. Te sentís morir. No tenés fuerza. Iba al baño porque tenía que ir, pero no te dan ganas de levantarte”, continuó la artista.

En cuanto al proceso de la enfermedad, Laura relató: “Me sacaron sangre durante tres o cuatro días, porque me bajaron mucho las plaquetas. Y estuve como cinco días sin poder comer por las nauseas. El problema es que, si ni siquiera toleras el líquido, te deshidratás. Así que yo me obligué a tomar agua porque si no iba a ser peor. Al quinto o sexto día me salieron como unas manchas rojas y me agarró una picazón terrible en todo el cuerpo. En mi caso, duró solo un día. Pero estoy en un chat con gente del barrio, porque hay muchos que se agarraron dengue y me cuentan que han estado tres días así, que es mortal”.

“Fue horrible, yo no me imagina lo feo que es tener dengue. Pensaba que si el mosquito te picaba te agarraba una infección pasajera. No creía que era hasta este límite… Y, ahora, me voy a tener que cuidar de por vida porque no me puede volver a picar: si no me pueden llegar a agarrar hemorragias internas. Y ahí sí, me puedo morir. Es complicadísimo. Y es importante que la gente esté al tanto de esto. Gracias a Dios me llamaron muchos amigos y yo traté de sacar fuerza de dónde no la había. Lo tomé como una prueba más de fortaleza”, cerró en otra charla con Teleshow.

Compartir en: