"Lloré muchos años después" ¡Denise Dumas y José María Listorti se conmovieron en vivo!

Los conductores escucharon una dura historia.

En el año 2005 un terrible escándalo sacudía la pantalla chica. Se trataba de la relación que se entablaba entre Susana Giménez y Jorge Rama, sin embargo, el conflicto no era el vínculo amoroso, sino que el hombre en cuestión estaba comprometido con la actriz uruguaya, Eunice Castro. En las últimas horas, en Hay que ver, el ciclo que conducen José María Listorti Denise Dumas, la famosa dio detalles de la situación que pasó en aquel entonces.

Es una experiencia más de mi vida, un recuerdo que me dejó un aprendizaje en lo personal. Pero en ese momento fue muy fuerte porque fue una separación abrupta que no esperaba. Yo sabía que él tenía una relación laboral con Susana, porque tenían un negocio en común. Un día estaba mirando un programa de televisión donde mostraban la tapa de una revista que hablaba del nuevo amor de Susana, y era Rama”, contó la exBailando.

“Yo estaba en la casa que compartía con él. Éramos una pareja normal, casados, no teníamos problemas. Pasó esto repentinamente y él me dijo que no pasaba nada con Susana, que era solamente prensa. Le dije que esa noche no fuera a dormir a casa. Y no lo vi nunca más. Vino alguien a buscar sus cosas y nos separamos enseguida. Nunca tuvimos una charla. No se dio en ese momento y tampoco la pedí después. No volví a verlo nunca más”, indicó sobre el hombre que supo ser su gran amor.

Además, se refirió a la estrella de Telefe. “A Susana no la conozco. Solamente de vista. La admiro como conductora y la respeto como mujer. El tema no fue ella, sino la persona que estaba conmigo. El bombazo fue el golpe mediático de mi separación. Si me invitara, hoy aceptaría ir al programa de Susana”, aseguró Eunice Castro después de tantos años de ese escándalo que la marcó duramente.

“Tuve muchas propuestas de trabajo de la Argentina pero tuvieron que pasar tres años de mi separación para que me animara a aceptar. Y fue cuando estuve en el ‘Bailando’. No lloré en ese momento pero lloré muchos años después. Estuvo bueno porque las personas hacemos el proceso de forma diferente. Yo hice lo que me salió, no planifiqué nada. Seguí para adelante sin frenar ni darme cuenta que estaba pasando. Recordar eso hoy es gracioso, y hasta insólito”, sentenció.

Compartir en: