Fabio Cuggini: "Yo puse mi negocio para ganar plata, no para hacer beneficencia"

¡El peluquero habló en exclusiva con El Intransigente sobre la cuarentena y de cómo lo afecta!

Desde María Laura Santillán a Jorge Rial, pasando por Ángel de Brito, Luis Ventura, Moria Casán y Pamela David, todos los famosos han hablado de la cuarentena obligatoria. Ahora, en El Intransigente, entrevistamos en exclusiva al prestigio peluquero Fabio Cuggini que no ocultó su enojo ante todo lo que se está viviendo porque, lógicamente, su negocio y el de sus colegas se ve perjudicado con las medidas llevadas a cabo por el Gobierno que le impiden trabajar de manera natural.

Muy enojado

“Con el tema de la pandemia no podemos abrir porque sinceramente nos mandaron a casa y el Estado no está presente. Ese virus hizo que salga a la luz que hoy Argentina está atada con alambre, y aparecimos nosotros, porque esto es un oficio y nos mandaron a casa, nos dijeron váyanse a casa, cierren la peluquería, quédense en su casa… y nosotros somos privados: no trabajamos en el Estado, porque a los del Estado les llega a su CBU los sueldos y el Estado no está presente”, arrancó diciendo.

Sinceridad total

Y luego fue todavía más sincero: “Entonces, ¿qué sucede? Es fácil que venga un presidente y te diga miserable y despues salga a aclarar pero las reglas que le mandó a ese miserable, que era TECHINT porque tuvo que salir a aclarar que era TECHINT, le quedó también a los comerciantes; entonces yo no puedo echar, no puedo suspender, y yo puse mi negocio para ganar plata, no para hacer beneficencia. Si no me ponía un ente de beneficencia. Entonces yo de empleado pasé a ser patrón para tener empleados y dar fuentes de trabajo”.

No se calló nada

Cuggini no ocultó su enojo: “Nuestro oficio está precarizado, hay gente en negro, laburan porque encontraron una salida laboral, no está registrado, entonces es un caos. ¿Cómo hace esa gente para tener protocolo (sanitario) y cortar el pelo?”. El peluquero luego profundizó su punto de vista: “Los diputados, los senadores, los municipales, cobran la platita en su CBU, son trabajadores del Estado…nosotros somos privados, comerciantes, casa de ropa, perfumería, los que invirtieron en un comercio, los que tienen una pyme, una empresa, somos comerciantes, empresarios pymes… entonces si el Estado no está presente tenemos que facturar”.

Apuntó contra todos

El hombre lanzó argumentos contundentes: “A veces el remedio es peor que la enfermedad…eso no lo están avaluando, la gente en la desesperación quiere salir a cortar el pelo porque tienen hambre, quieren comer porque tienen hambre, tenemos todos hambre, porque yo me estoy fundiendo, pero puedo gastar los ahorros, pero hay gente que está endeudada y no tiene nada, tiene que laburar hasta para pagar la deuda, entonces tenemos que pagar impuestos, porque los impuestos siguen viniendo, tenemos que pagar los insumos, tenemos que pagar…”.

Enojadísimo, Fabio agregó: “Lo que hoy yo siento es que los grandes corruptos me dan clase de moralidad y honestidad… Siento hoy que los grandes corruptos me siguen dando clase de moralidad y honestidad. No se bajaron ninguno los sueldos, puro chamuyo, y yo soy el bolu** que tengo que cerrar la peluquería, quedarme en mi casa, pagarles la indemnización a los empleados, fundirme y seguir pagando y pagando… no voy a pagar más… ¿Me entendés? Porque a mucho de ellos los vi pobres y hoy son millonarios, y si les preguntás de qué laburan te dicen ‘trabajo en la política'”.

Cuggini no tuvo miedo en dar nombres: “A mí me ca** Alfonsín, Menem, De la Rúa, Camagno, me cag**** todos… Néstor, Cristina, Macri… Los quiero nombrar a todos porque no soy de ninguno, de ninguno soy, me mintieron todos, entonces vivo en la mentira de ellos… Creo en la pandemia porque tengo mi familia en Italia, tengo un primo en Londres, un primo en Alicante, y otra parte de mi familia en Nueva York y acá no llegó lo peor, yo no escucho lo que me dicen mis dirigentes y me quedo guardadito en casa esperando que pase todo este quilombo a ver qué pasa”.

Compartir en: