"Para dormir me saco todo, duermo desnudo", ¡Guido Kaczka, totalmente desatado por la cuarentena!

El conductor estaba elogiando a Barby Franco y de repente sorprendió a todos.

Barby Franco estuvo como invitada este miércoles en el estudio de “Bienvenidos a bordo y allí participó del juego en el que hay que poner en marcha un automóvil 0km. “Ahí va Barby Franco, que a esta altura ya está casada con Fernando Burlando. No hay que hacer la fiesta ni nada, ya está. Con lo que se habló de eso…”, manifestó el conductor Guido Kaczka al presentarla, en referencia a los fallidos intentos de casarse de la modelo.

“En su momento iba a ser para mil invitados, pero ahora con el dólar a 120 pesos…”, acotó la sensual morocha. “¿Qué habla del dólar? Mete cualquier tema. De golpe, no te das cuenta y está hablando de Guzmán (Martín, ministro de Economía) como si nada”, la chicaneó en tono jocoso el conductor. Y agregó: “Preparada, lista Barby Franco. Se sacó los pepés, eh. Están bien las medias”.

“Se dejó las mediecitas. ¿Sabe qué, locutor? Me gusta usar medias a esa altura exactamente, ni más ni menos. Para mí, la media cómoda te tapa el tobillo y no más allá. Hasta para jugar al fútbol, eh. La media cortita es la que me gusta”, reflexionó Kaczka. “¿Para dormir también?”, lo indagó Barby. “No, para dormir me saco todo. Duermo desnudo, con dos gotitas de Chanel”, bromeó Kaczka, quien al parecer la cuarentena lo desató como nunca.

En relación a sus fallidos casamientos, Barbie había dicho hace un tiempo en diálogo con “Agarrate Catalina”: “Ahora soy una mujer empoderada, ya le dije que ahora la que no se quiere casar soy yo. Ya es la tercera vez que me clava y no está bueno, ahora ya le dije que no me voy a casar, no va a pasar. En su momento yo quería tener una mega fiesta, ahora ya no me interesa. Ya llevamos casi 8 años juntos y la verdad que es casi lo mismo estar casados”.

“Para mí él tiene miedo al casamiento, a volverse a comprometer. No sé, hay algo que le da miedo. Yo hasta le dije que si tenía miedo, hagamos un contrato pre nupcial y él no quiso tampoco. a verdad es que yo trabajo desde los 9 años, no tengo un lado frívolo. Si yo me separo de él no se me caen los anillos por trabajar. De hecho cuando nos peleamos o me separo, yo vuelvo al barrio siempre o voy a Barracas a la casa de mi mamá”, concluyó.

Compartir en: