¡Se la jugó toda! Beto Casella salió a bancar al "médico de los famosos" detenido por varias irregularidades

El conductor contó sus experiencias con el doctor Rubén Mühlberger en medio del escándalo.

En medio de un escándalo, el doctor Rubén Oscar Mühlberger fue detenido esta noche y su clínica fue clausurada por varias irregularidades. “Sin saber lo que está pasando Mühlberger, mi experiencia ha sido fabulosa siempre como médico clínico, cuidando la salud. Yo nunca fui por nada estético, pero todo lo que a mí me ha dado siempre ha sido natural, jamás me dio un fármaco. Es un obsesivo de la vida sana”, relató al respecto Beto Casella en su programa “Bendita”.

“Yo lo que puedo decir es la experiencia de mucha gente de la tele y otra particular. He hablado con pacientes que vienen del interior y me contaron historias de lo bien que le había hecho atenderse con él”, agregó el conductor durante una videollamada que compartía con Moria Casán. En ese sentido, la artista aseguró que “no sabía lo que había pasado” por la tarde en relación a la resonante detención del profesional.

“Yo hace muchos años que me atiendo, en un momento estuvimos peleados y dejé de atenderme. Y después (Marcelo) Polino me habló para que volviera porque el doctor me esperaba. Y volví como si nada hubiera pasado. Yo no considero un centro de estética a la clínica del doctor ni ahí porque es un doctor y después es un lugar que parece la NASA, es de otro mundo. Al doctor Mühlberger me lo presentó Carlo Di Domenico. No tengo idea por qué le allanaron la clínica”, admitió la One.

Asimismo, la diva fue un poco más allá y puso en duda la culpabilidad de Mühlberger. “No puedo decir nada más, pero a mi me resulta… El Anti-Aging que él me da y que se aplica Mick Jagger y Tina Turner me deja divina y es todo para mejorar las defensas. El doctor sabe muchísimo y mucha gente fue por mí, creo que son momentos que está todo muy sensible para la comunidad. La gente no está muy bien con la paranoia del COVID-19 y es lógico”, enfatizó.

“La Justicia seguramente determinará qué pasó”, concluyó Moria. Lo cierto es que Mühlberger fue privado de su libertad por efectivos de la Policía porteña al estar acusado, entre otros cuestiones, de no tener título para ejercer como médico profesional y porque su centro médico no tenía la habilitación pertinente. Además, se lo acusa de suministrar medicamentos vencidos (se hallaron remedios que expiraban en el 2014 y 2015).

Compartir en: