Del fitness duro, a la meditación. Ivana Nadal, una chica "todo terreno"

La morocha no sólo hace ejercicios extremos, también se relaja y medita.

Hace rato que venimos viendo más activa que nunca a Ivana Nadal con sus entrenamientos fitness. La morocha comparte con sus seguidores las rutinas que lleva a cabo todos los días para mantener tonificado su exuberante cuerpo. En estos días sorprendió verla sin filtro, sin maquillaje y sin photoshop, al natural, dejando en evidencia que la belleza se ve por otros lados.

Además de compartir su carisma, Ivana da recomendaciones sobre distintos ejercicios que se pueden realizar en el hogar, sin necesidad de ir a un gimnasio. ¡Ideal para épocas de cuarentena obligatoria! Pero se ve que los sábados los toma como descanso, ya que en sus historias se grabó contando que hizo yoga y meditación, que por más que no lo parezca, cansa mucho pero te deja una sensación de paz absoluta.

Nadal deja las rutinas para que sus más de dos millones de seguidoras puedan ponerlas en práctica también. ” Hola mis amores ¿cómo andan?Espero que hayan arrancado este día con una sonrisa. El día está espectacular y estamos por empezar el entrenamiento. En este caso vamos a estar haciendo una clase de yoga, larga, densa. Clase de yoga, desafío abdominales y una mini clase de meditación para que arranques este sábado con una sonrisa enorme y el corazón en paz”, comenzó diciendo la ex del Pollo Álvarez.

Luego de la intensa rutina de relajación, Ivana Nadal subió otra historia contando los resultados que obtuvo de esta práctica que está tan de moda: “Bueno chicos así quedé, despeinada, un poco dormida, en paz y muy feliz. Les cuento que la rutina de yoga es durísima, es para avanzados. Hubo muchas cosas que no las pude hacer, por más que lo intento. si les parece un montón pueden buscar otra”.

Además de recomendar las clases de Elena Macova, instructora de Vinyasa Yoga, la modelo alentó muchísimo a sus seguidores para que se animen animen a meditar: “Y si no tienen ganas de entrenar no entrenen, pero hagan la clase de meditación. Es cortita, son diez minutos y presten mucha atención a cada cosa que dice Elena. Es muy importante y les va a dejar un mensaje muy lindo”.

Compartir en: