Carina Zampini recibió una inesperada propuesta en pleno programa

Todos quedaron con la boca abierta.

El Gran Premio de la Cocina es el concurso de Canal Trece que cada vez se pone más caliente y que atrapa día a día a los televidentes. Uno de los participantes más polémicos es, sin lugar a dudas, Luis, quien en el programa del lunes hizo poner nerviosa a la conductora, Carina Zampini, en más de una oportunidad, aunque no sólo a ella, sino también al coconductor, Juan Marconi.

“Se cerraron las cocinas por el día de hoy. Luis, ¿estás bien? Te estás moviendo mucho”, le señaló la rubia. “No, no, ya estoy”, contestó. ¿Te tenés fe vos también con la entrega?, indagó la conductora sobre su plato. “Tengo que cocinar bien, no me tengo que tener fe”, manifestó el participante tajante, lo que generó una nueva pregunta de Carina. “¿Y cocinaste bien, Luis?”, quiso saber ella.

“Creo que sí. Cociné pensando en vos, así que hay mucho amor ahí”, disparó él dejando a todos con la boca abierta. “¿Cómo vino hoy?! Yo no puedo seguir, me tengo que sobreponer. Me voy al corte”, lanzó Zampini sobre el piropo que acababa de recibir en pleno programa. Pero esto no fue todo, ya que también vivió otra situación del mismo tenor, donde recibió una propuesta impensada e imposible.

“Luis, decime, está empezando una nueva semana, ¿querés hacer una nueva promesa?”, preguntó la rubia. “Estamos en cuarentena, sino te invitaría aque nos casemos”, lanzó él con total desparpajo, mietras Juan Marconi no podía creer lo que estaba escuchando. “Eso no es una promesa, es un imposible, Luis”, manifestó el conductor poniéndole los puntos al cocinero en vivo y en directo.

“Tiene razón, no sería una promesa en ese caso, sería un pedido”, añadió la también actriz apoyando a su compañero. “Apostá algo real…”, pidió Marconi una vez más. Lo cierto es que el programa se pone cada vez más tenso y a la vez divertido, ya que nadie quiere quedar afuera de un ciclo que se convirtió en un verdadera clásico de la televisión argentina y que entretiene las tardes de los televidentes.

Compartir en: