"No los voy a perdonar nunca" ¡La triste historia de vida que hizo emocionar a Carina Zampini!

La conductora de "El gran premio de la cocina" se mostró muy conmovida.

Esta tarde, Carina Zampini se emocionó al escuchar la historia de Lucía, una de las participantes de “El gran premio de la cocina”. La joven habló sobre el boxeo, su otra pasión, y el bullying que sufrió en la escuela por lo cual llegó a encontrarse con este deporte. Si bien mencionó que al crecer sus compañeros le pidieron perdón, ella hasta el día de hoy no logró superar la situación y volver a entablar un vínculo con ellos.

“Maneras de sacar la ira, eso era lo que buscaba en Google y ahí llega el boxeo. Porque en el colegio me decían negra, fea, burra. Pero un día salgo del colegio y me pegaron. En Educación Física, mis compañeros me arrastraron por el piso del patio, un piso de cemento. Entonces la primera meta era aprender a pegar, para pegarles. Y el tiempo me mostró que era más humano perdonarme, por dejar que me afectara. Y a no pagarles con la misma moneda y no caer tan bajo, como ellos”, arrancó diciendo.

Con el tiempo, se fue metiendo cada vez más en la actividad y hasta que no se volvió en una aficionada en el tema, no paró. “A mis 16, 17, estaba entrenando y me descompensé. Me tuvieron que hacer una serie de estudios y me comunicaron que no podía hacer más boxeo. A la semana fui a prepararme para pelear, porque hasta me federé, mi idea era llegar a profesional, pero bueno, fui mamá…”, siguió con su historia emocionando a la conductora.

Sin embargo, la vida también le fue poniendo otras pruebas para superar y demostrar su entereza. “Mi embarazo fue muy difícil, tuve mala praxis, y en esos momentos dejás de ser vos. Entregás tu cuerpo, porque me pincharon por todos lados. Y si vos querés algo en la vida, por más que te caguen a palos, tenés que ir por eso. Así que mi meta será tener más peleas ganadas que perdidas”, celebró sobre cómo pudo transformar el dolor en momentos de aprendizaje.

Fue muy duro soportar el bullying porque me callé y me enfermé. Un pediatra les dijo a mis papás que me sacaran del colegio. No sabía que eso era bulllyng, para mí era normal. Fui desde chiquita a ese colegio, desde jardín. Era yo el bichito de otro pozo, y me acostumbré. Me di cuenta que a mis hermanos no les pasaba. De grandes me vinieron a pedir pedón, y les dije que no. Ellos marcaron en mí una herida que iba a morir conmigo. Ellos tenían que aprender para que sus hijos no lo hagan. Y no los voy a perdonar nunca, porque me lastimaron un montón”, subrayó, entonces Carina Zampini se detuvo en este punto.

“Fue muy feo todo lo que me pasó, no lo puedo olvidar tan fácil”, agregó la participante del reality de El Trece. Para terminar, habló de la felicidad que le da su bebé y lo mucho que le cambió la vida: “Mi hijo nos cambió la vida. Tiene toda mi personalidad. Nos enseña todo. Todos los días, algo nuevo. Llegamos a casa y la sonrisa que nos pone es impagable…”, cerró Lucía, quien pudo volver a sonreir después de haber soportado tanto dolor en su vida.  

Compartir en: